“Hacia 2030 se perderán 80 millones de puestos de trabajo por el calor intenso”

El ingeniero Iñigo Martín Melero ha obtenido el Premio Nacional a mejor TFG relacionado con la gestión de la energía y desarrollos tecnológicos en el ámbito de la climatización

Iñigo Martín Melero
Iñigo Martín Melero. Fuente: Archivo personal de Iñigo Martín Melero

Iñigo Martín Melero, ingeniero mecánico y estudiante de Ingeniería Industrial en la UMH, ha recibido el Premio Nacional a mejor TFG en la gestión de energía y desarrollos tecnológicos en el campo de la calefacción, refrigeración y climatización. El proyecto trata de analizar una vía para mejorar la eficiencia del aire acondicionado a través de diferentes técnicas de preenfriamiento evaporativo. Además, dicho trabajo se enmarca dentro del proyecto ‘Reducción del consumo de energía en edificios mediante aplicación de energía solar y enfriamiento evaporativo’, financiado por el Ministerio de Economía e Industria. A raíz de su gran labor, también será el representante español en la competición europea Federation of European Heating and Ventilation REHVA Student Competition 2021.

P: Una vez a punto de acabar la carrera, tiene que enfrentarse al Trabajo Fin de Grado, y decide hacerlo sobre la eficiencia de equipos mediante la aplicación de preenfriamiento evaporativo. Además, el proyecto ha tenido gran repercusión, ya que se ha publicado en dos revistas científicas y en un congreso.¿Qué vio en ese tema para investigarlo y cuál era el objetivo?

R: Empecé mi TFG como la gran mayoría de personas: sin saber muy bien qué hacer. Yo quería hacer un TFG laborioso y largo. Prefería tener un año y medio de tiempo para llevarlo a cabo y profundizar al máximo, pero lo que no me esperaba es que iba a tener tanta repercusión, que lo presentase en un congreso, ¡y mucho menos que ganara el premio!

Nunca se lo podré agradecer lo suficiente a los profesores que me lo propusieron y que me apoyaron durante el camino: Pedro Martínez Martínez, Javier Ruiz Ramírez y Manuel Lucas Miralles, ya que me ofrecieron un TFG muy interesante, importante y científico .

P: ¿Podría explicar de forma sencilla en qué consiste el proyecto y qué conclusiones extrajo de la investigación?

R: En general, hay numerosas máquinas que pasan completamente desapercibidas en nuestra vida cotidiana. Muchas de ellas tienen una brutal ingeniería detrás, y además una importancia insospechada.

Una de estas máquinas es el aire acondicionado. Quizá este dato sorprenda, pero el aire acondicionado comporta el 20% del consumo eléctrico total de los edificios. De hecho, hay muchos informes que dicen que la energía que se va a gastar en refrigeración cada vez va a ser mayor. Precisamente, para 2050, se estima que el número de aires acondicionados se dispare de los 1600 millones actuales hasta los 5600 millones, por lo que, al mismo tiempo, se duplicarán las emisiones de gases contaminantes.

Adoptando también una perspectiva más social, para el 2030 se perderá en productividad el equivalente a 80 millones de puestos de trabajo debido a las condiciones de calor intenso.

En mi TFG se analiza una vía para mejorar la eficiencia de los equipos de aire acondicionado. Empleando una técnica llamada preenfriamiento evaporativo, se pretende que el aire que intercambia energía con el condensador entre más frío, ya que, al enfriar el aire de entrada al condensador, permite bajar el nivel de presión en el circuito de refrigerante, lo que disminuye el consumo eléctrico en el compresor.

“El aire acondicionado comporta el 20% del consumo eléctrico total de los edificios”

P: Antes de llegar a donde se encuentra ahora mismo, ya el instituto fue uno de los ganadores en la fase local de las XXVII Olimpiadas de Física del distrito universitario de la Universidad Miguel Hernández de Elche que, posteriormente, le llevó a la mención de honor en las Olimpiadas Nacionales de Física. ¿De dónde viene esa pasión por la física y por qué decidió estudiar la carrera de Ingeniería Mecánica?

R: Siempre he sido una persona muy curiosa. En el instituto recuerdo que me gustaban todas las asignaturas. Todas tenían su gracia: desde los sonetos de burla de Quevedo, hasta aprender sobre la Córdoba califal, pasando por el ajuste de reacciones químicas.

Eso, a la vez, es un arma de doble filo, porque no sabía qué Bachillerato escoger. En cuarto de la ESO, me gustó mucho física, y empezar a conocer los mecanismos de funcionamiento del mundo que nos rodea.

Al terminar el Bachillerato de ciencias, no tenía ni idea de qué carrera elegir. Al final, decidí cursar la antigua Industriales, que actualmente está separado en 4 años de Grado y 2 años de Máster.

“Hay que apostar por un modelo de economía circular, potenciando el reciclaje y la transformación de outputs en inputs valiosos para otros procesos de fabricación”

P: Volviendo al proyecto, usted destaca como uno de los principales objetivos crear nuevos mecanismos para que las industrias produzcan lo mismo o más, pero evitando el excesivo consumo. Teniendo en cuenta ese dato, ¿cree que deberían plantearse dejar a un lado la producción y centrarse más en crear métodos como el que ha presentado usted?

R: En mi opinión, la solución de este problema no se basa en cuánto producir, sino en cómo producir. Las consecuencias derivadas del cambio climático y nuestra cercanía al punto de no retorno implican el replanteamiento completo del sistema productivo, desde el proceso de manufactura hasta la logística y distribución. También hay que apostar por un modelo de economía circular, potenciando el reciclaje y la transformación de outputs en inputs valiosos para otros procesos de fabricación.

Todo esto puede conseguirse a través de la inversión en I+D+i. Yo sí creo firmemente en que las empresas se están percatando de que la innovación es un tema de carácter estratégico. Cada vez existe una mayor concienciación ciudadana, así como avances en el campo de las energías renovables y de la búsqueda de materiales biodegradables.

P: Gracias a su esfuerzo y a su buen trabajo, será el representante español en la competición europea Federation of European Heating and Ventilation and Air Conditioning Associations REHVA Student Competition 2021, ¿en qué consiste exactamente este campeonato? ¿Siente mucha responsabilidad?

R: La Student Competition 2021 es un certamen anual que celebra REHVA, la Federación Europea de Calefacción, Ventilación y Climatización. De esta manera, los mejores Trabajos Fin de Grado de cada uno de los miembros europeos presentarán sus trabajos ante el jurado de REHVA, que determinará cuál es el mejor TFG. El ganador presentará su TFG en la competición internacional, representando a REHVA.

Con la situación sanitaria actual, estoy en una especie de burbuja en la que aún no soy consciente de que he ganado el premio, y que ello significa representar a España, como graduado de la UMH, ante REHVA. Sin embargo, conociéndome a mí mismo, cuando se acerque la fecha estoy seguro de que me pondré nervioso.

P: Por si fuera poco, el trabajo se enmarca dentro del proyecto ‘Reducción del consumo de energía en edificios mediante aplicación de energía solar y enfriamiento evaporativo’, cuyo investigador principal es el profesor Manuel Lucas Miralles y que está financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. ¿Podría explicar en qué consiste exactamente esta iniciativa? ¿Qué han valorado de su idea principal?

R: Mi TFG ha sido una pequeña parte dentro de este proyecto de investigación. El objetivo final del trabajo de Investigación completo consiste en optimizar el consumo de los equipos de aire acondicionado combinando la energía solar y utilizando el enfriamiento evaporativo.

Así, mi Trabajo Fin de Grado se ha centrado en la reducción de la temperatura de entrada al condensador mediante las simulaciones de enfriamiento evaporativo, partiendo de los resultados experimentales obtenidos en un TFG anterior. En mi caso, el grupo de investigación decidió proponerme esas tareas como un Trabajo Fin de Grado, por lo que el estudio del fenómeno ha estado bastante acotado y dirigido hacia los objetivos de la investigación.

P: Como joven estudiante que ha realizado prácticas en diferentes empresas y ha investigado a fondo las profundidades de la industria, ¿qué cambiaría para mejorar el sector en el que trabajarás en un futuro?

R: De las experiencias que he tenido, considero que aún queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la adquisición de herramientas digitales y de análisis de datos se refiere. Creo que todas las personas en el organigrama de la empresa deberían tener nociones de programación en VBA, tratamiento y análisis de datos, y visualización. Así, creo que las empresas podrían ahorrar mucho tiempo y recursos brindando formación a sus empleados en estos ámbitos, con el fin de automatizar lo repetitivo y poder enfocar los esfuerzos en actividades que generen valor.

P: Después de haber revolucionado el sector con su TFG y de haber experimentado la vida laboral en diferentes empresas, ¿dónde le gustaría trabajar a Iñigo Martín Melero dentro de 10 años?

R: Tampoco me gusta pensar a tan largo plazo. Si algo nos ha enseñado la pandemia, es a vivir más al día, y disfrutar de lo que damos por sentado. Aún así, creo que quiero dedicarme a algo que tenga que ver con la innovación científica, para sentir que mi trabajo contribuye a alcanzar un futuro mejor, más próspero, sostenible y justo. En esta línea, me gustaría que mi labor provocara un impacto positivo en la sociedad.

(463 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *