Asia Fernández: “El objetivo del máster es contribuir a formar una nueva generación de expertos en I+D en el campo de la dermatología y la dermocosmética además de estimular a los estudiantes hacia el emprendimiento y el desarrollo de sus propios negocios”

Catedrática de Biotecnología y Biología molecular Asia Fernández | Fuente: Parque Científico UMH

La profesora de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche Asia Fernández pertenece al Área de Bioquímica y Biología Molecular y es la directora el Máster Universitario Erasmus Mundus en Cosmética Traslacional y Ciencias Dermatológicas, que destaca, entre otros aspectos, por su carácter internacional y traslacional. Tal y como explica Fernández, el objetivo de este Máster Erasmus Mundus es formar a los futuros profesionales en el desarrollo de productos dermatológicos con una base científica sólida, eficaz y fiable. Además, la profesora insiste en la gran ventaja del máster: la interrelación entre academia y empresa, que permite al estudiantado tener unas prácticas reales de lo que la sociedad y el mundo profesional le reclama.

Pregunta. ¿A qué profesionales va dirigido el máster? 

Respuesta. El Máster va dirigido a todos aquellos graduados en Ciencias, principalmente en Biotecnología, Biología, Farmacia, Química o Medicina. Lo que intentamos impartir en este máster es una aplicación traslacional, de tal forma que, junto con los conocimientos farmacéuticos, biológicos y químicos se puedan diseñar moléculas aplicables a mejorar la salud de la piel.

Pregunta. ¿Cuál es la gran ventaja que tiene este tipo de máster?

Respuesta. Se trata de un Master en el que participan cuatro universidades europeas, la UPO, en Italia, la Universidad de Namur en Bélgica, la universidad Humboldt en Berlín y la UMH en España. Cada universidad contribuye en su campo de excelencia con conocimientos complementarios que cubren los principales aspectos del campo interdisciplinar de la dermatología y la cosmética. 

Es un máster en el que es fundamental la interrelación entre academia y empresa, de tal forma que provee al estudiantado de un conocimiento real de lo que el mundo le reclama. Esa es la gran ventaja, no solo porque es Erasmus Mundus y aprovecha las virtudes que ofrece la internacionalización, sino porque además contamos con una gran diversidad de contactos con empresas en diferentes países. 

El Máster tiene una duración de 2 años (120 créditos), el primer año se lleva a cabo en Italia en donde se adquieren los conocimientos básicos del proceso de I+D y del descubrimiento temprano de fármacos e ingredientes funcionales y, después, pueden elegir entre venir a España a la UMH y formarse en los estudios preclínicos o ir a la Universidad de Namur en Bruselas y hacer allí su formación en estudios clínicos. El máster finaliza con la realización de un periodo de 6 meses de prácticas en el mundo académico o empresarial que además de permitirles realizar su trabajo de fin de Master les da la oportunidad de adquirir la experiencia práctica necesaria para comenzar su trayectoria laboral.

Pregunta. El máster une el ámbito científico con el empresarial, pero ¿Qué se necesita para desarrollar un cosmético y sacarlo del mercado? 

Respuesta. Para desarrollar un cosmético hay que demostrar que no produce ningún daño al ser humano. El problema es que, en ocasiones, se hacen estudios que no son lo suficientemente serios, no hay una base científica que respalde sus propiedades. Por ejemplo, hay cremas que se venden como ‘hidratantes’ pero ¿Qué significa ‘hidratante’? En el envase de muchos cosméticos se especifica la cantidad de personas que han probado el producto, durante cuánto tiempo y el porcentaje de satisfacción de las personas que han valorado la capacidad ‘hidratante’ del producto, pero eso no cuenta con una base científica. La base científica se podría alcanzar, por ejemplo, utilizando instrumentos adecuados, como el dermatoscopio, que calcula el grado de hidratación de la piel y que proporciona una medida objetiva. Y esto es precisamente lo que quiere hacer este máster, enseñar a los futuros profesionales que los cosméticos deben contar con una eficacia demostrada, que tienen que tener una fiabilidad y una base científica sólida. 

Pregunta. ¿Qué valoran más los titulados y tituladas que han pasado por el máster?

Respuesta: Suelen valorar muy positivamente lo completo que es en cuanto a conocimientos y la importancia que se otorga en el programa, por un lado, a la práctica y a los conocimientos básicos de biología, de química y de farmacia y, por otro lado, a la traslación a la sociedad de todos esos conocimientos en forma de nuevos productos dirigidos a tratar alteraciones relacionadas con la piel.

Pregunta. ¿Investigar en la piel es complicado? 

Respuesta. Investigar en la piel es tan complejo como investigar en el cerebro, porque a pesar de que la piel es un órgano que está muy bien construido, está muy estructurado, tiene sus capas muy bien definidas, en él confluyen, además, el sistema inmunológico y el sistema nervioso lo que hace finalmente que la piel pueda llevar a cabo su función fisiológica principal: protegernos de las agresiones del entorno. La interconexión entre estos tres sistemas no se conoce adecuadamente a nivel molecular por lo que actualmente no hay herramientas útiles para tratar las patologías relacionadas con la piel. 

La dermatología es un campo de la salud al que no se le ha prestado la atención que merece, ya que los pacientes dermatológicos presentan síntomas que inicialmente no son graves, solo molestos o irritantes, como pueden ser el picor o la inflamación. Pero, si como consecuencia de estos síntomas se produce una alteración de los hábitos de vida normales, como trastornos del sueño o imposibilidad de llevar a cabo ciertas tareas rutinarias o sociales, los pacientes pueden caer en estados depresivos que en algunos casos pueden conducir a depresiones profundas e incluso en los casos más graves acabar en intentos suicidas. De ahí la importancia de estudiar la fisiología de la piel de forma más profunda y descubrir los mecanismos que producen alteraciones en este órgano para tratar de encontrar soluciones a las distintas patologías que lo afectan.


“Los cosméticos tienen que tener fiabilidad y una base científica sólida”

Profa. Asia Fernández Directora del Máster Europeo en Cosmética Traslacional y Ciencias Dermatológicas en la UMH


Pregunta: ¿Qué se está haciendo en torno al desarrollo de nuevos sistemas de estudio para la investigación de la piel?

Respuesta: Los profesores de la UMH implicados en este máster somos investigadores del Instituto de Investigación en Biotecnología Sanitaria (IDiBE) que estamos desarrollando plataformas para estudiar la piel. Hemos adquirido recientemente una bioimpresora 3D y nuestra idea final es poder imprimir piel inervada, es decir, además de imprimir las estructuras básicas de la piel, poder establecer sus conexiones  neuronales de tal forma que se parezca mas a como realmente esta constituida en el cuerpo humano. La idea es desarrollar un modelo fisiológico de piel que nos ayude no solo a estudiar sus características funcionales sino también a descubrir nuevos compuestos con altas propiedades de traslación a la clínica para mejorar y aliviar las alteraciones cutáneas. Todos estos estudios son los que queremos trasladar a nuestros alumnos del master. 

Pregunta: ¿Cuál es por tanto la filosofía general del programa?

Respuesta: Este master está enfocado a formar a buenos profesionales que tengan cada vez más conocimientos sobre cómo funciona la piel y sobre cómo crear nuevos productos dirigidos a tratar sus alteraciones. Profesionales que con su trabajo y su investigación hagan frente a las necesidades y carencias existentes en la actualidad en torno al mundo de la dermatología en materia de bienestar, salud, seguridad y fiabilidad. 

(86 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.