¿Beber zumo es sano?

¿Qué es más sano: beber zumo o comer fruta? El azúcar y el almidón que se encuentran en las frutas, verduras, cereales y leche son carbohidratos, que son esenciales para una dieta equilibrada. Los carbohidratos, en su forma de glucosa, son el principal alimento del cerebro, del sistema nervioso central y de los glóbulos rojos.

Cuando el cuerpo tiene suficiente glucosa para funcionar, puede almacenarla en forma de glucógeno en el hígado y los músculos, o debido a un exceso del consumo de calorías, puede convertirlas en grasa.

Lo que se denomina azúcar está compuesto de una molécula de glucosa y otra de fructosa. La glucosa puede ser metabolizada por todos los órganos del cuerpo, pero la fructosa se aprovecha casi exclusivamente en el hígado. Aquí está la principal diferencia en el consumo de fruta y el exprimido. La cantidad de fructosa que recibe el hígado cuando se consume una pieza de fruta es manejable y beneficiosa, pero en forma de zumo -que se toma en mayor cantidad y de golpe- se favorece su transformación en grasas. Hay que tener en cuenta que aunque no se añada azúcar de forma artificial como en los refrescos, los zumos tienen azúcar de forma natural. No obstante, existe una polémica sobre si es adecuado equiparar los zumos 100% naturales al resto de las bebidas azucaradas. Se considera que los zumos son bebidas saludables porque provienen de la fruta. Pero el exprimido de naranja contiene el azúcar de dos o tres piezas de fruta, mientras que su contenido en fibra es inferior al de una naranja. Pensemos:  cuando hacemos un zumo de naranja, ¿cuántas naranjas utilizamos? Por lo menos tres. Entonces estamos tomando el azúcar de tres naranjas de golpe. Por otra parte, nunca nos comeríamos tres naranjas enteras de golpe. El resultado es que cuando tomamos un zumo estamos bebiendo el azúcar de tres naranjas, pero la fibra de menos de una pieza de fruta.

Por lo tanto, lo saludable es comer una naranja.

Un nuevo estudio de la Universidad Miguel Hernández de Elche concluye que el consumo diario de bebidas azucaradas está relacionado con la obesidad en niños. La alimentación saludable de los niños es prioritaria para su calidad de vida. Hay productos como la bollería industrial o las chucherías que son fácilmente identificables como perjudiciales para la salud por su alto contenido en azúcares y grasas. Pero otros alimentos como las bebidas azucaradas, entre las que se incluyen los zumos de frutas, siguen percibiéndose como beneficiosos para la salud. Según el estudio de la UMH, tres de cada cuatro bebidas azucaradas que toman los niños son zumos envasados. Los resultados indicaron que los niños que tomaban más de 7 bebidas azucaradas a la semana tenían más riesgo de sufrir obesidad a los 4 y 5 años. Pero el consumo de estas bebidas en niños no solo se asocia a un exceso de peso, también a un mayor riesgo de diabetes, hipertensión, caries y alteraciones del sueño. Por eso, la investigadora de la UMH que lideró el estudio aconseja que los niños tomen la fruta entera, nunca en forma de zumo.

Enlace al estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31374897

(56 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *