Tecnología para predecir la efectividad de la inmunoterapia

La inmunoterapia es uno de los tratamientos para el cáncer en el que los expertos tienen puestas mayores expectativas. Sin embargo, solo funciona en determinados pacientes y no es posible saber de antemano en cuáles será efectivo. Para resolver esta incertidumbre, la spin-off Fastbase Solutions del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (PCUMH) de Elche ha desarrollado una tecnología, que permite determinar con una precisión casi del 100% en qué pacientes funcionará esta inmunoterapia. Para continuar con el trabajo en esta técnica, la empresa ha puesto en marcha una oferta de inversión, a través de la plataforma Capital Cell https://capitalcell.es/campaign/fastbase/.

Según ha señalado el cofundador de Fastbase Solutions, presidente de la spin-off del PCUMH Antalgenics y director del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche (IDiBE) de la UMH, Antonio Ferrer, la inmunoterapia consigue remitir el cáncer de manera muy eficaz. Este tratamiento estimula las defensas naturales del cuerpo, mediante el uso de sustancias producidas por el propio organismo o fabricadas de manera artificial, lo que mejora la función del sistema inmunitario. El hándicap de esta técnica es que no siempre hace efecto en todas las personas en las que se aplica. “El tratamiento no es efectivo ni en un 50% de los pacientes y, desgraciadamente, no existe una técnica adecuada para saber de antemano a qué paciente le resultará útil y a cuál no, ni por qué motivo. Esto genera un gran sufrimiento a los pacientes y a sus familias y, además, un alto coste a los sistemas de salud, dado que la inmunoterapia puede alcanzar una media de 150.000 euros por persona”, ha indicado Ferrer Montiel.

La tecnología QF-Pro (Quantitative Functional PROteomics platform), desarrollada por la spin-off del PCUMH, permite determinar con una precisión de casi un 100% las interacciones de las proteínas PD-1 y PD-L1, que son un indicador de la efectividad potencial de la inmunoterapia. Además, no necesita un hardware propio y puede ser usada con tecnologías de microscopía ya existentes en hospitales. Antonio Ferrer ha explicado que “ya hemos realizado las primeras pruebas clínicas en hospitales que indican claramente la efectividad predictiva de nuestro test y su superioridad sobre las técnicas actuales. El siguiente paso es realizar un estudio clínico completo de este ensayo para llevarlo a la fase de certificación y poder licenciarlo”.

Fastbase Solutions es una empresa tecnológica, fundada en 2015 por un grupo de expertos, entre los que se encuentra el profesor de la UMH Antonio Ferrer. El objetivo de la compañía es desarrollar sistemas de diagnóstico que permitan acelerar el avance de la lucha contra enfermedades como el cáncer. La primera tecnología que la empresa lanzará al mercado busca aumentar drásticamente la utilidad y la precisión de las terapias inmunes contra esta enfermedad.

(43 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *