Masterclass salvaje de cetrería en el MUDIC

La jornada contó con una conferencia sobre la recuperación de la cetrería en España a cargo de Odile Rodríguez de la Fuente y David Santacreu, además de una charla sobre la alimentación de las aves rapaces

El Museo Didáctico e Interactivo de Ciencias de la Vega Baja del Segura (MUDIC) situado en el campus de Desamparados de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche acogió durante el sábado a medio centenar de personas interesadas en el mundo de las aves rapaces en una jornada marcada por la presencia de Odile Rodríguez de la Fuente, bióloga e hija del mítico Félix Rodríguez de la Fuente. La figura del naturalista, quien hizo vibrar a millones de personas con sus programas sobre naturaleza, estuvo muy presente en un acto que forma parte de las actividades de la Noche Europea de las Investigadoras Mednight de la Universidad Miguel Hernández.

La conferencia se realizó en el Salón de Actos de la Escuela Politécnica Superior (EPSO) de la UMH, ubicada en Desamparados. | Foto: Miguel Ángel García Hernández.

El evento tuvo como plato fuerte una conferencia en la que participaron la divulgadora y el cetrero y colaborador honorífico de la UMH David Santacreu Fernández,  para tratar el papel que tuvo Félix en la recuperación del Noble Arte de la Cetrería en España. Esta disciplina consiste en el adiestramiento de aves rapaces para cazar animales libres en su medio natural, algo que Odile Rodríguez de la Fuente definió como “la caza auténtica y en igualdad de condiciones, donde el cazador de los cielos permite que el más consumado cazador de la tierra pueda asomarse a ese momento que ha ocurrido desde la noche de los tiempos”.  

La cetrería, presente en la vida humana desde hace miles de años, ha permitido amparar a las diferentes especies de aves rapaces que han estado en peligro de extinción a lo largo de la historia, según defendió David Santacreu, que entre otros aspectos destacó que “en la Edad Media, los cetreros consiguieron implantar las primeras leyes de protección de la naturaleza para defender a los halcones de las malas prácticas de los humanos”. 

El acto contó con un aforo reducido de personas y las pertinentes medidas de seguridad frente al Covid-19. | Foto: Miguel Ángel García Hernández.

En este sentido, según pudo constatar su hija, para Félix Rodríguez de la Fuente la cetrería era uno de los pocos ámbitos en los que se podía observar el vínculo que existe entre el ser humano y la Tierra, que era la esencia del mensaje que quería transmitir el naturalista a las masas. Además, la bióloga advirtió de que para su padre “era muy preocupante ver a gente que no tenía intención de conocer el mundo exterior”. A juicio del naturalista, esto supone una desconexión total del ser humano con el entorno en el que ha convivido desde sus inicios. Toda una reflexión en los tiempos que corren, donde según Odile Rodríguez de la Fuente: “Las personas muchas veces estamos muy perdidas en nuestra charlatanería interna y nos desvinculamos de la naturaleza, como si fuésemos ajenas a ella, lo que nos hace ser mucho menos plenas”.

Una vez terminó la conferencia, los asistentes se dividieron en grupos para acudir al taller “El CSI investiga la dieta de algunas aves rapaces” a cargo de Adrián Orihuela, estudiante de doctorado del Grupo de Ecología y Conservación de la Biodiversidad de la UMH. La sesión, en la que se informó sobre las diferentes presas que cazan las aves rapaces presentes en España para alimentarse, fue completamente práctica ya que los asistentes tuvieron que desmenuzar con guantes y pinzas egagrópilas de búho real. Las egagrópilas son bolas de pelo que regurgitan las aves rapaces y que contienen restos de los animales que no pueden digerir. Todo ello en una charla en la que Adrián Orihuela advirtió de que “un gran porcentaje de las aves rapaces de España mueren por la ingesta de plomo”, material que suele llegar hasta ellas tras ingerir presas malheridas que han recibido algún impacto por la bala de un arma.

La mayoría de las egagrópilas repartidas en el taller contenían restos óseos de conejos que habían sido cazados por búhos reales. | Foto: Joaquín Serna Sánchez.

Tras esta jornada bajo el recuerdo del gran Félix Rodríguez de la Fuente, el MUDIC contará el próximo fin de semana con el taller “Con la música a otra parte”, destinado a divulgar sobre la física que está presente en el mundo de la música.  


La “Mednight” nace como fruto de la colaboración de un consorcio de 12 entidades: Universidad Miguel Hernández de Elche, Universidad de Alicante, Universitat de València, Universitat Politècnica de València, Universitat Jaume I, Universidad de Murcia, Universidad Politécnica de Cartagena, Fundación Fisabio, Fundación Séneca – Agencia de Ciencia y Tecnología de la Región de Murcia, INCLIVA y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, bajo la coordinación de El Caleidoscopio y con el patrocinio de la Generalitat Valenciana a través de Fundación de la C.V. para el Fomento de Estudios Superiores (FFES), la Casa Mediterráneo, Las Naves y Distrito Digital de la Comunitat Valenciana.

(73 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *