Fármacos naturales para la lucha contra el cáncer y la obesidad

La lucha contra el cáncer y la obesidad son dos de los objetivos principales del Instituto de Biología Molecular y Celular (IBMC) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. El investigador del IBMC Vicente Micol ha explicado en su ponencia de la V Semana de la Ciencia de Torrevieja que su equipo de trabajo lleva a cabo desde hace varios años una investigación sobre el efecto del Hibiscus Sabdariffa (rosa del desierto) en los pacientes con obesidad y, además, desarrollan un posible tratamiento contra el cáncer de mama.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad, de forma indirecta, y el cáncer son dos de las diez principales causas de muerte en el mundo.  Los datos de la OMS reflejan, además, que una de cada diez personas sufre de obesidad, lo que conlleva problemas mayores como enfermedades cardiovasculares (principal causa de muerte en el mundo desarrollado) o trastornos del aparato locomotor. La tasa de obesidad en España ha aumentado un 10% en los últimos veinticinco años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos para la enfermedad de cáncer tampoco son positivos: cada año mueren aproximadamente 7 millones de personas en todo el mundo, unas 458.000 mujeres de cáncer de mama. Aunque España es el país europeo con mayor tasa de obesidad de Europa también es, junto a Grecia, el menos afectado por este tipo de cáncer. La razón de esta baja incidencia podría ser debida, según apunta Vicente Micol, a uno de los principales componentes de la dieta mediterránea: el aceite de oliva virgen extra.

[clear]

Según Vicente Micol el aceite de oliva virgen extra previene el cáncer de mama y ayuda a combatirlo/ http://oliveoilexplorer.com

Después de tres años de investigación, Micol afirma que los polifenoles (extractos) de Hibiscus Sabariffa reducen patologías asociadas a la obesidad en modelos celulares, animales y en humanos porque modulan el metabolismo energético. El último ensayo, con un total de 31 pacientes obesos, demostró que el consumo de Hibiscus Sabdariffa disminuye el riesgo de diabetes, el colesterol global y la presión sanguínea.

El equipo de investigación del IBMC también ha demostrado que los polifenoles de aceite de oliva Virgen Extra inhiben procesos asociados al cáncer como la trasformación maligna de las células, como ya apuntaba Vicente Micol en el reportaje publicado en esta revista el pasado mes de abril.  La oleuropeína, el inhibidor principal, es un componente que se encuentra, sobre todo, en la hoja de olivo y actúa impidiendo la transformación de células normales en células tumorales, pero también interviene para evitar la conversión de células tumorales en células metastásicas.

La población de más de sesenta años utiliza casi cinco veces más los servicios de salud que los jóvenes, tal y como apunta el investigador. “Las enfermedades crónicas suponen el 60% del gasto en salud y el 75% de la población de más de sesenta sufre una enfermedad crónica; el 50% al menos dos, lo que es insostenible”, continua. Por ello, Micol anima a la población a apostar por la prevención desde casa: con una dieta rica en aceite e infusiones regulares de Hibiscus Sabdariffa. 

Lorena Santos Maestre

(93 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *