Comunicación vehicular para prever e impedir accidentes de tráfico

Radio Comunicaciones V2X híbridas y vehículos inteligentes, en «La Ciencia que viene», 17 de marzo de 2021

Imagina que vas conduciendo por un entorno urbano, vas a una intersección y hay un coche que no te cede el paso cuando debería, pero como hay un edificio no lo puedes ver. Si los coches a medida que se aproximan a la intersección son capaces de comunicarse directamente entre ellos con una especie de señal WiFi, podrían detectar la localización del vehículo contrario, su velocidad y comprobar que no está frenando. Gracias a una señal de alarma podrías saber que existe un riesgo a medida que te aproximas a la intersección.

Es precisamente en este sistema llamado comunicación vehicular en el que está trabajando el catedrático del departamento de Ingeniería de Comunicaciones de la UMH Javier Gozálvez Sempere junto al grupo de investigación Laboratorio de Comunicaciones Móviles e Inalámbricas (UWICORE), del que es director. Gracias a este sistema en el que lleva trabajando durante años, los coches del futuro podrían ser capaces de comunicarse entre ellos directamente, sin la intervención de los conductores y, de esta forma, detectar situaciones de riesgo o posibles accidentes. “Son sistemas de comunicaciones para lo que llamamos seguridad vial activa. Es decir, en vez de intentar minimizar el riesgo de un accidente, lo que intentamos es prevenir dicho accidente”, señala el investigador.

La comunicación vehicular cuenta con múltiples ventajas, dado que no sólo favorece la seguridad vial, también permite una gestión del tráfico más eficiente y emite menos CO2 a la atmósfera. “El coche puede ajustar su velocidad para evitar el frenado, con lo cual se mejora el tráfico y contamina menos. Con este sistema la movilidad tiene un mejor impacto social y también económico. El beneficio es más directo y más visible”, apunta Gozálvez.

Actualmente, el grupo UWICORE está trabajando en un sistema de conducción autónoma. Pese a que ya existen este tipo de vehículos, el investigador señala varias limitaciones, entre ellas que las cámaras y sensores que emplean no pueden detectar obstáculos que se encuentran tras un edificio. Por lo que, complementar los sensores que utilizan los vehículos autónomos con la comunicación entre ellos, podría impedir estas limitaciones.


Fuente: https://radio.umh.es/

(15 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *