Causas, frecuencia y cómo calmar las migrañas

Hace unos años, Elisa sufrió un dolor de cabeza tan fuerte que debió estar encerrada por días en su habitación a oscuras. Ella tenía 12 años y recuerda, con mucho detalle, el dolor agudo, en la parte trasera de su ojo izquierdo, que le recorría casi todo el lado izquierdo de la frente en forma de pinchazos. “Estos son los síntomas básicos de uno de tantos ataques de migrañas”, explica el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Miguel Hernández (UMH) Antonio Ferrer Montiel

“La migraña es un dolor de cabeza intensificado”, comenta Ferrer y continúa: “Este dolor está usualmente limitado a la parte frontal de la cabeza, y está acompañado de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y a los ruidos”. 

Aún así, durante un ataque prolongado y fuerte de migraña, surge una pregunta clave: ¿Cómo se puede calmar ese terrible dolor?

Migrañas pubertad

¿Qué causa las migrañas?

Las migrañas son un trastorno neurológico paroxístico crónico caracterizado por ataques multifásicos de dolor de cabeza y una gran cantidad de síntomas neurológicos. Por lo que no está aclarada la cadena exacta de sus causas. 

“Todavía se están investigando las posibles causas de las migrañas”, explica el investigador de la UMH, “lo que sí podemos conocer son los tipos de migraña -como la crónica, la poligenética, la hereditaria o la menstrual- y, a partir de ahí, ir estudiándolas según cada individuo”. 

Existen una infinidad de factores que pueden desencadenar una crisis de migraña, pero cada migrañoso suele tener pocos elementos activadores en particular. Por ejemplo, los alimentos como los quesos maduros o grasos, el chocolate, las nueces, alimentos muy condimentados; las bebidas alcohólicas o, incluso, olores como químicos, perfumes, gasolina, etc. 

Causas de las migrañas

Respecto a estos alimentos que son capaces de activar los ataques de migraña, Ferrer explica que “nosotros consumimos, a diario y sin saber, alimentos proinflamatorios”, a lo que comenta que, al consumirlos en mayor medida, “estamos incrementando la probabilidad y el riesgo de que tengamos un ataque de migraña”.

Asimismo, también se consideran las situaciones estrés o post estrés, como por ejemplo tener que estudiar para un examen importante o tras haberlo presentado. También se pueden deber a la alteración de los ciclos de descanso, como dormir demasiado o no lo suficiente.

¿Qué tan frecuentes son las migrañas en el ser humano?

La migraña es un trastorno que afecta al 14% de la población europea. Puede afectar a todo tipo de personas, pero tiende a ser más frecuente en el 80% de las mujeres de mediana edad (20-50 años).

“Hay un componente hormonal importante”, explica Ferrer, “porque los ataques de migraña también vienen ligados a las fluctuaciones hormonales que empiezan a aparecer durante la pubertad y se mantienen, en el caso de las mujeres, hasta la menopausia”.

Precisamente, un nuevo estudio que hizo el profesor Ferrer en ratones demostró que eran los efectos de la testosterona los que ayudaban, de una forma más eficiente, en la sanación del dolor de migrañas en modelos de ratones machos que en hembras. 

La testosterona es una hormona sexual que está presente, en mayor medida, en hombres que en mujeres, pues es necesaria para desarrollar y mantener las características sexuales masculinas, como el vello facial, la voz profunda y el crecimiento muscular. No obstante, este estudio ha demostrado que esta hormona también influye, de forma directa, en el tiempo de sanación  de las migrañas.

Migrañas mujeres

Estudio en ratones

“Nos preguntamos: ‘¿por qué la migraña es tres veces más prevalente en las mujeres que en los hombres?’”, comenta el Ferrer al explicar el orígen de este trabajo, y continúa: “Por lo que desarrollamos un modelo animal en el laboratorio que imitase lo que son los episodios migraña en los humanos”.

“Teníamos un protocolo donde cada dos días se le administraba nitroglicerina a los ratones para estimular su vasodilatador”, comenta el investigador de la UMH, y continúa explicando que “luego se medía su sensibilidad porque era similar a lo que ocurre en los humanos cuando tienen un ataque migrañoso, es decir, que cualquier estímulo lo sentían de forma mucho más exagerado”.

Los resultados de este experimento fueron medidos a través de los bigotes de estos animales que, a causa de la hipersensibilidad, se podía seguir el curso del ataque migrañoso, el cual se detenía “al momento en que se dejaba de administrar la nitroglicerina” según el catedrático de la UMH.

Migrañas experimentos

“Observamos que, cuando administrábamos a los machos el la nitroglicerina, se producía una sensibilización que resolvía en cuatro o cinco días”, explica Ferrer, que aclara que este proceso no se repetía en las hembras. “Las hembras quedaban, durante más tiempo, en un estado de sensibilización mayor que los machos que duraba más de ocho días”, comenta el catedrático de la UMH.

En este trabajo se descubrió que la testosterona no estaba teniendo un efecto hormonal como se tenía entendido previamente, sino que estaba haciendo su función a través de un receptor neuronal que no se había tomado en cuenta, el Transient receptor potential cation channel subfamily M (melastatin) member 8 (TRPM8). “Este receptor es el que responde a estímulos de frío o sustancias que nos dan frescor, como el mentol”, aclara Ferrer y continúa diciendo que “también es un receptor de la testosterona, y ayuda a resolver una migraña y a restaurar el estado normal después de un ataque”.

No obstante, el investigador de la UMH afirma que este estudio, a penas, “les ha abierto la puerta para entender mejor qué hace exactamente la testosterona y cuál es su interrelación o su interconexión con este receptor para producir esa resolución del estadio”. “Las conclusiones aún son de carácter preliminar”, explica, y termina diciendo que “este es uno de los motivos por los que la migraña es tan diferencial en el género”.

Formas de calmar los ataques de migraña

Las formas de tratar una migraña son tan variadas como sus posibles causas. Muchas personas optan por tratarse a sí mismas con remedios caseros o técnicas habituales: tomando analgésicos como el paracetamol o antimigrañosos, encerrándose en una habitación a oscuras y con el menor ruido posible, hacerse masajes en la cabeza o, en algunos casos, aplicándose mentol en la frente o alguna compresa fría, como una bolsa de hielo. 

Calmar migrañas

Ferrer explica que “antes no se sabía muy bien el motivo de porqué el mentol aliviaba tanto las migrañas”, pero afirma que ahora, con este estudio, se entiende que “el aplicar mentol suple esa falta de testosterona porque funciona como un agente de frescor, lo que  ayuda a muchos y muchas pacientes”. 

Para finalizar, el catedrático de la UMH explica la importancia y necesidad de ir a un neurólogo o neuróloga, en el caso de las migrañas frecuentes, porque podrán determinar mejor el tratamiento a seguir para aliviar las migrañas según cada individuo. Además, de determinar el tipo de migraña que padece.

(31 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.