Una escala para medir el riesgo de morir por causa cardiovascular en mujeres mayores de 50 años

Mediante la valoración de distintos factores como la dieta, el sueño y otros, se puede determinar el riesgo de mortalidad por causas cardiovasculares en los próximos 6 años de las mujeres en edad menopáusica. El Grupo de Investigación Cardiovascular GRINCAVA de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha elaborado una herramienta para la valoración de la salud que supone un avance en el conocimiento de las cardiopatías en mujeres, históricamente menos estudiadas que en los hombres. Este estudio se publicó en 2021 en la Revista Española de Cardiología.

Los investigadores de la UMH hicieron un seguimiento del estado de salud y la mortalidad de 5.953 mujeres durante 6 años, a través del cruce de la Encuesta Nacional de Salud y el registro nacional de mortalidad. Esta muestra, explican, representa adecuadamente a toda la población de mujeres mayores de 50 años de España.

Con un modelo matemático, identificaron los factores a tener en cuenta para identificar el riesgo de morir por una cardiopatía: edad, Escala Visual Analógica (EVA) de estado general de salud, consumo de tabaco, horas diarias de sueño, actividad principal durante el día, consumo de verduras, tener diabetes y haber sido ingresada en un hospital en el último año.; y generaron una tabla que asigna un valor a cada factor de riesgo. La escala es muy sencilla de utilizar: a través de la tabla se obtiene una puntuación y en una tabla de riesgos se puede consultar la probabilidad de muerte por enfermedad cardiovascular en los próximos 6 años.

Fuente: Grupo de Investigación Cardiovascular GRINCAVA de la UMH
Fuente: Grupo de Investigación Cardiovascular GRINCAVA de la UMH

Por ejemplo, para una mujer de 85 años (factor valorado en 5 puntos) con salud EVA de 80 (0 puntos), fumadora (1 punto), que duerme una media de 8 h (0 puntos), pasa la mayor parte de su día sentada (2 puntos) y consume verdura 3 veces por semana (0 puntos), sin diabetes (0 puntos) y que ha tenido un ingreso hospitalario en el último año (1 punto) suma un total de 9 puntos, que corresponde a un riesgo de mortalidad por causas cardiovasculares en los próximos 6 años del 33%. Si esta mujer dejara de fumar (restaría 1 punto) y fuera más activa en su día a día (restaría 2 puntos), bajaría su riesgo de muerte del 33% al 5,4%, lo que pone de manifiesto la gran importancia de tener buenos hábitos de vida.

Los investigadores de la UMH explican que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Sin embargo, históricamente se ha investigado la enfermedad cardiovascular mayoritariamente en hombres y estas conclusiones se han ido aplicando tanto a hombres como a mujeres, a pesar de que existe una marcada diferencia por sexos en los factores de riesgo, en los síntomas, en la evolución y el pronóstico. Por este motivo, explican, son necesarios estudios específicos de la enfermedad cardiovascular en la mujer.

El Grupo de Investigación Cardiovascular GRINCAVA, de reciente creación, está dirigido por el profesor de Medicina Clínica de la UMH Jose Antonio Quesada y lo forman profesores del Departamento de Medicina Clínica de la UMH, reconocidos cardiólogos como Vicente Bertomeu González y Juan Miguel Ruiz-Nodar, el experto pediatra cardiólogo Francisco Sánchez Ferrer y la profesora Adriana López, experta en métodos de investigación.

Enlace a la publicación: https://www.revespcardiol.org/en-lifestyle-cardiovascular-mortality-in-menopausal-avance-S1885585721003145

(66 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.