Un proyecto con muchos huevos

Jimmy, un huevo pequeño y crudo, ha obtenido la mejor marca de entre los 14 proyectos presentados por alumnos del Grado en Ingeniería Electrónica y Automática Industrial de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. El estudiante de la UMH Carlos Cervera ha conseguido que su cohete, con el pasajero Jimmy, alcanzara los 40 metros de altura y aterrizara intacto. El proyecto, enmarcado en la asignatura Fundamentos de la Ciencia de los Materiales impartida por el profesor de la UMH Pablo Velásquez, ha consistido en lanzar un cohete con un huevo en su interior y que al aterrizar no se rompiera.

“El ingenio de los estudiantes está en utilizar los materiales correctamente y realizar un buen diseño que evite que el huevo se rompa”, ha asegurado el profesor de la UMH Pablo Velásquez. Una botella de plástico de 2L ha funcionado como cohete, que impulsado por agua y aire a presión, debía realizar un despegue vertical, tratar de alcanzar la máxima altura posible y no romperse con el impacto del aterrizaje. Tarea complicada ya que los proyectiles no podían disponer de ningún dispositivo de frenada, por ejemplo paracaídas, que suavizaran el impacto contra el suelo.

Los cohetes sí podían contener elementos decorativos, por lo que varios grupos han optado por utilizar alerones que permitieran estabilizar el vuelo del proyectil. “Estos estabilizadores marcan la diferencia, evitan que el cohete empiece a girar sobre sí mismo y dan mucha estabilidad al sistema”, ha explicado Pablo Velásquez.  A pesar de algunos huevos rotos, la mayoría de los alumnos han conseguido superar la prueba.

 

MCarmen Alabort

(49 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *