Un arroz de Alicante especialmente recomendable para bebés, niños y celíacos

Una investigación del Grupo de Calidad y Seguridad Alimentaria de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche concluye que un arroz cultivado en el parque natural de la Marjal de Pego-Oliva, entre Alicante y Valencia, es especialmente recomendable para los bebés, niños de corta edad y celíacos. La investigación de la UMH ha situado ese arroz entre los dos de España (junto al del parque nacional andaluz de Doñana) con los niveles más bajos de arsénico inorgánico, catalogado dentro de las diez sustancias químicas consideradas más perjudiciales para la salud.

Pie de foto: la investigadora de la UMH Marina Cano. Fuente: Agencia EFE.

Según ha explicado una de las responsables, la investigadora y profesora de la UMH Marina Cano, lo positivo de este trabajo es descubrir que los índices bajos del referido componente tóxico “convierten a este arroz alicantino en muy recomendable para los segmentos de la población más sensibles” como bebés, niños de corta edad o celíacos. Los investigadores de la UMH llevan años analizando el arsénico en su forma tóxica, la inorgánica, en arroces de todas las partes del mundo, incluidos estos cultivos de la Marjal de Pego-Oliva, la única zona de Alicante donde se produce este cereal.

El arroz se cosecha en las variedades ‘Bombón’, específica de Alicante, y ‘Bomba’, ambas halladas dentro de la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Arroz de Valencia’. La investigadora de la UMH Marina Cano ha señalado que sus niveles de arsénico “son sorprendentemente bajos”, en referencia a un arroz cultivado en aguas limpias y de manantial, que arrojan un valor medio de solo 50 microgramos de arsénico por kilogramo.

Las conclusiones de este estudio de la UMH arrojan para las variedades de Pego-Oliva unos resultados muy positivos, ya que le sitúan como uno “de los arroces, sin duda, más seguros y saludables. Es un valor (de arsénico) que está muy por debajo de los niveles establecidos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)”, que aconseja un máximo permitido de 200 microgramos por kilogramo, ha indicado la profesora de la UMH.
Mientras que el arsénico orgánico es metabolizado y eliminado por el organismo, el inorgánico presente en los arroces, debido a su especial forma de cultivo por inundación, sí es considerado tóxico para el ser humano y está catalogado por la Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) “dentro de las 10 sustancias químicas más perjudiciales para la salud pública”, ha apuntado Cano.

Los resultados del estudio son especialmente relevantes para poblaciones de riesgo como los niños, ya que al tener menor peso en la misma cantidad de arroz pueden consumir más cantidades tóxicas. También es importante para los celíacos porque consumen más cantidad de arroz que la población media al sustituirlo en su dieta por el trigo.
Otro de los datos destacables del estudio de la UMH ha sido que, a pesar de que el arroz integral suele tener más niveles de arsénico porque se encuentra en su estado más puro y sería poco recomendable para poblaciones de riesgo, el arroz integral cultivado en la Marjal de Pego-Oliva está totalmente exento de esa problemática y es altamente recomendable

El estudio ha sido dirigido por el responsable del grupo de Calidad y Seguridad Alimentaria del Departamento de Tecnología Alimentaria de la UMH y actual director general de Ciencia e Investigación de la Generalitat, Ángel Carbonell.

La Marjal de Pego-Oliva es una zona húmeda con una gran biodiversidad y una excelente calidad en sus aguas, lo que le facilitó ser declarada Parque Natural en 1994. EFE


Más información en…

(36 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *