¿Qué se entiende por persona refugiada?

Se hace preciso distinguir entre inmigrantes y refugiados, ya que jurídicamente son diferentes. Un Inmigrante es la persona que se desplaza a otro país para establecerse en él. Sin embargo, un refugiado es la persona que huye de situaciones de conflictos armados y/o persecuciones por razones que pueden ser de raza, de religión, de nacionalidad, de pertenencia a un grupo social determinado o de opinión política.

Los refugiados requieren salvaguardas legales específicas como la supresión de cualquier proceso de devolución, expulsión o extradición que pese sobre ellos. Además tienen derecho a la asistencia jurídica gratuita e intérprete, a la atención sanitaria, a ser documentados como solicitantes de protección internacional y a recibir las prestaciones sociales en los términos que recoge la Ley, entre otros. En el mundo se estima que existen unos 42 millones de refugiados.

Inmigrantes y refugiados representan dos realidades distintas, pero comparten un objetivo común: emprender una nueva vida en un lugar mejor. No obstante, a grandes rasgos, unos huyen por motivos políticos y otros por razones económicas. El problema reside muchas veces en diferenciarlos, sobre todo cuando el país de origen es un lugar de conflicto y también de problemas económicos.

Alfonso Ortega Giménez, profesor de Derecho de la Universidad Miguel Hernández de Elche
Alfonso Ortega Giménez, profesor de Derecho de la Universidad Miguel Hernández de Elche
(89 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *