Manuel Jordán: “Necesitamos mecanismos flexibles que permitan mantener y rescatar a los buenos investigadores, de lo contrario la buena ciencia va a desaparecer”

Manuel Jordán Vidal es el vicerrector de Investigación e Innovación de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y preside la Red de Universidades Valencianas para fomento de la I+D+i (RUVID). Es  doctor en Ciencias Químicas y pertenece al Área de Edafología y Química Agrícola de la Universidad. Cuenta con una prolífica carrera investigadora y ha participado en más de una treintena de proyectos con financiación pública, además de en numerosos contratos de investigación suscritos con empresas privadas. A juicio del vicerrector, si las universidades públicas pudieran utilizar sus fondos para publicar convocatorias de contratos de investigación, con criterios basados en los méritos y en la igualdad y totalmente abiertas, se conseguiría atraer y mantener a los buenos investigadores.

¿Cuál es el caballo de batalla de la investigación en las universidades?

Se debería hacer un cambio fundamental de legislación y eso supone flexibilizar la contratación de personal investigador. Lo que más falta hace en este momento son los recursos humanos y, en especial, los jóvenes investigadores, que con su pasión y dedicación son capaces de llevar la investigación a buen término. De ahí la importancia de crear vocaciones científicas. Y en esa línea está planteada la convocatoria que se publica de forma anual de Ayudas a la Iniciación a la Investigación, para que estudiantes con buen expediente puedan trabajar en un departamento o instituto y conozcan de cerca el mundo de la investigación. Pero los jóvenes necesitan estabilidad y por eso me gustaría disponer no solo de fondos, sino también de la posibilidad de contratar científicos. De esta manera, podríamos hacer frente a la actual fuga de investigadores.

Con este panorama, ¿qué le aconsejaría a un joven apasionado por la ciencia?

A los jóvenes investigadores les digo que aunque el panorama es complicado no deben perder la esperanza. La carrera investigadora es larga pero llega un momento que compensa. Vas a poder trabajar en un sitio que te permite dedicar tu tiempo a saber de aquello que te ilusiona. Eso en la empresa privada no resulta tan fácil. Y, sobre todo, creo que es apasionante porque esta profesión te permite aportar conocimiento a la sociedad.

Científica y mujer.

Precisamente nos encontramos organizando una exposición con el título de “Científicas invisibles” porque, en general, se desconoce el importante papel que las mujeres han tenido y tienen en el terreno de la ciencia y la investigación. A pesar de que en la universidad hombres y mujeres tenemos las mismas categorías y sueldos, es cierto que, a la hora de conciliar la vida familiar, quien lo tiene más complicado es la mujer, porque hay épocas a lo largo de su vida en las que su productividad investigadora puede disminuir. Y es importante tenerlo en cuenta. En la UMH, a la hora de hacer el cómputo derivado de la baremación de la investigación en el PAREDITT, para que la mujer no salga perjudicada, la media de investigación se obtiene excluyendo el periodo de baja maternal. Es una de las medidas en las que debemos seguir trabajando para alcanzar la total igualdad.

¿Considera que la sociedad es consciente de la investigación que se lleva a cabo en la Universidad?

Esa es nuestra asignatura pendiente. La sociedad  desconoce el trabajo que los científicos desarrollan, salvo los casos más mediáticos. Y es una cuestión en la que estamos poniendo muchos esfuerzos canalizados a través del Servicio de Comunicación de la UMH, que está muy implicado en la divulgación de la ciencia. Además, vamos a poner en marcha una nueva iniciativa que verá la luz a partir del año que viene y que consiste en que la divulgación se tenga en cuenta en el gestor de currículum de los investigadores, como otro ítem a valorar. Por ejemplo, se tendrá en cuenta la participación en los programas de la Radio, la producción audiovisual, las colaboraciones con la revista UMH Sapiens y todas las actividades de este ámbito. El objetivo es que el esfuerzo que el investigador hace para acercar el conocimiento a la sociedad se vea recompensado.

Veinte años de investigación.

La Universidad ha experimentado un cambio y una evolución radical.  Considero que las cosas se han hecho bien, no solo en investigación y transferencia, también en docencia y gestión.  La UMH ha alcanzado ya un prestigio considerable. De hecho, destacamos por ser una universidad intensamente investigadora. Cuando se realizan los rankings por productividad  estamos siempre entre los primeros puestos del panorama nacional. El balance es muy positivo y es todo un orgullo pertenecer a esta institución.

 

Manuel Jordán, vicerrector de Investigación e Innovación de la UMH / Ilustración Sara Bellés
Manuel Jordán, vicerrector de Investigación e Innovación de la UMH / Ilustración Sara Bellés
(48 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *