Los retos añadidos de la diabetes en entornos de bajos recursos

El proyecto europeo CEAD para adaptar protocolos de salud pública a países de bajos recursos, liderado por la profesora de la Universidad Miguel Hernández de Elche Lucy Anne Parker, ha comenzado los trabajos de campo en diferentes comunidades de la zona rural de Esmeraldas (Ecuador). El equipo de trabajo ha dado inicio, simultáneamente, a las dos fases principales del proyecto: la encuesta poblacional con el fin de analizar la prevalencia de diabetes y los factores de riesgo de enfermedades crónicas, así como el estudio de cohortes, que hará el seguimiento a personas con diabetes tipo 2 para evaluar la asistencia sanitaria integral de la diabetes.

Fuente: CEAD UMH

El objetivo general de este proyecto es explorar el proceso por el cual las recomendaciones globales para la prevención y el tratamiento de la diabetes pueden traducirse en acciones apropiadas para países o regiones con bajos recursos, donde el número de personas con la enfermedad está creciendo. Según Parker, hay considerable información sobre la prevención de la diabetes tipo 2 y los tratamientos que un paciente debe seguir para su buen control; sin embargo, no se aplica de manera igual en todas las poblaciones. Particularmente en zonas con limitados medios sanitarios disponibles pueden existir barreras en su correcta aplicación y se beneficiaría de protocolos ajustados a la realidad de su contexto.

Los trabajos de campo en Ecuador han debido adaptarse a la “nueva normalidad” y siguen las medidas necesarias para realizar el trabajo de forma segura tanto para el equipo de investigación como para las personas participantes. Aunque estaba previsto que el personal de investigación de la UMH apoyara presencialmente el arranque de las actividades, la pandemia de COVID-19 ha hecho que este apoyo sea telemático, en colaboración con el Centro de Epidemiología Comunitaria y Medicina Tropical (CECOMET).

Según la profesora de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UMH Lucy Anne Parker, el recibimiento del proyecto ha sido muy bueno por parte de las comunidades locales en Esmeralda y las personas seleccionadas para participar en el estudio muestran un gran interés.

El proyecto CEAD de la UMH ha dado comienzo, también, al estudio piloto de la encuesta poblacional en un distrito urbano en Quito, En colaboración con la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Como primer paso, se lleva a cabo la formación y la capacitación del equipo de encuestadores. Durante este periodo de formación, conocerán el proyecto, se hará una descripción detallada del territorio de trabajo, se abordarán todos los aspectos éticos relevantes para el estudio y se tendrán en cuenta las medidas de bioseguridad establecidas. Este estudio piloto permitirá una mejor adaptación del protocolo de investigación en el contexto de la pandemia, de manera que se refuerce la seguridad de las personas participantes y el equipo de encuestadores y encuestadoras.

Asimismo, el equipo del proyecto CEAD ha elaborado varios vídeos en los que se refleja la importancia de los determinantes sociales de la salud en el manejo de enfermedades crónicas. Están basados en entrevistas previas con enfermos crónicos de diabetes e hipertensión de Ecuador y reflejan su experiencia previa a la pandemia de la COVID-19, durante el confinamiento y tras la reorganización de la atención sanitaria. Los resultados destacan la importancia e influencia de los ingresos económicos, la condición de persona inmigrante y el género, entre otros, en la vida de las personas afectadas. Según la investigadora Parker, esta influencia se ve más acentuada en los tiempos actuales de la pandemia, ya que afecta al acceso a los servicios de salud, a la compra de medicación y al mantenimiento de hábitos de vida saludables.

(95 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *