Los problemas de salud mental en la universidad

Llegar a la universidad puede ser un momento estresante en sí mismo, y, si la persona tiene ya algún problema de salud mental, puede ser aún más difícil. Pero hay medidas que se pueden tomar para asegurarse de que el estudiante está bien apoyado durante esta trayectoria.

Si un estudiante está afectado por un problema de salud mental durante su estancia en la universidad debe planificar, o solicitar ayuda para ver qué posibilidades tiene. Puede conectar con los servicios de apoyo, ya sean de la universidad, o de la comunidad local. Aunque la manifestación de problemas de salud mental puede ser difícil, muchas veces resulta beneficioso hablar de ello. El 78% de los estudiantes que buscaron el apoyo de su universidad dicen que hacerlo tuvo un efecto positivo en sus estudios.

¿Cuáles son los problemas de salud mental que puede presentar un estudiante? En general, los mismos que la población general. Desde un bajo estado de ánimo o la falta de motivación, ansiedad, episodios de estrés agudo, estrés crónico, depresión, o trastorno alimentario, hasta el trastorno bipolar, o la esquizofrenia. Signos clave de un problema de salud mental incluyen la pérdida o ganancia de peso, disminución de la higiene personal, escasa asistencia a clases, estar más más agitado o ansioso que de costumbre, problemas de sueño, una pérdida de interés por la vida y un sentimiento que no se puede disfrutar de nada, sensación de cansancio, pérdida de apetito, dificultad para tomar decisiones, o sentirse sin motivación para hacer las cosas, pérdida de interés en el sexo, abuso del alcohol u otras drogas; incluso alucinaciones y/o delirios paranoides.

En cualquier caso, es importante que el estudiante sepa que no está solo y que otros alumnos están en una situación similar. Algunos estudios han puesto de relieve que un 20% de los estudiantes experimentan problemas de salud mental mientras estudian en la universidad. La mayoría de las universidades tienen un servicio de asesoramiento, o terapeutas que pueden ayudar a organizar el apoyo. Es bueno visitar la página web de la universidad para ver qué tipo de ayuda está disponible localmente. En el caso de la UMH, contamos con el Área de atención a la discapacidad, el Centro de Psicología Aplicada, y la Clínica Universitaria.

La Universidad puede ser una experiencia maravillosa, y, con la preparación y el apoyo adecuados, los problemas de salud mental no deben ser un obstáculo para que sea una de las mejores etapas de la vida.

 

Jesús Rodríguez Marín Director del Centro de Psicología Aplicada de la UMH
Jesús Rodríguez Marín
Director del Centro de Psicología Aplicada de la UMH

 

(48 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *