La ciencia en España: “Con muy pocos recursos hacemos muchos milagros”

La ciencia en España goza de salud a pesar de carecer de grandes inversiones en innovación y desarrollo respecto al resto de países desarrollados. Así viene recogido en los parámetros de DatosRTVE.es, que han servido para estudiar la situación del sector.

“Estamos muy lejos de la media de la Unión Europea y, aunque se quiere alcanzar en 2030, yo creo que no va a ser posible. Ya nos conformaríamos con llegar al 2 %”, se lamenta Manuel Jordán, catedrático en la Universidad Miguel Hernández y presidente de la Asociación Española de Científicos, quien señala que, además de la escasez de recursos, hay grandes trabas burocráticas para utilizarlos: “Necesitamos mayor flexibilidad, no somos capaces de ejecutar el presupuesto entre procesos de contratación y fiscalización. El dinero no llega a tiempo, necesitamos mecanismos mucho más sencillos”, explica.

De acuerdo a los datos del INE, en España había en 2020 más de 231.000 personas en equivalencia a jornada completa, de las que más de 145.000 eran investigadores y el resto, otro personal, lo que abarca desde administrativos a auxiliares de laboratorio

“La mayor parte de los investigadores, hasta que llegan a un puesto fijo, pasan por contratos precarios, en proyectos de investigación de duración muy corta, de dos a cuatro años”, indica Jordán, que recuerda que esto aboca a muchos científicos a salir al extranjero.

Aun viéndose rodeados de dificultades, los científicos españoles son capaces de obtener buenos resultados, como revela el volumen de publicaciones científicas: en 2020 se alcanzaron las 105.431, por primera vez por encima del umbral de las cien mil y un 45 % más que hace una década. De esta forma, España fue ese año el undécimo país con más publicaciones científicas del mundo. “La producción científica en España es sorprendente, la cantidad de trabajos publicados y cada vez en mejores revistas. Con muy pocos recursos hacemos muchos milagros”, asegura Jordán.

En cuanto a número de patentes solicitadas y registradas, España se coloca en puestos acordes a su nivel inversor: en 2020 fue el país 21 del mundo por patentes otorgadas, según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que depende de Naciones Unidas, y el 29 si se pone en relación las patentes solicitadas con la población.

“A veces deberíamos pensar en que hay que patentar, incluso antes de publicar. Hay que formar también a los investigadores en estos temas”, reconoce Jordán, que admite que los científicos deben mejorar en ese aspecto: “Falta mucha cultura empresarial entre los investigadores, hay que fomentar la colaboración público-privada y bajar de la torre de marfil en la que estamos en ocasiones, mirar a nuestro alrededor”.

Bruselas observa, por otra parte, retrocesos en materias como en los procesos innovadores de las empresas, las aplicaciones para marcas y diseños o las tecnologías relacionadas con el medio ambiente, que opacan algunas mejoras en educación de posgrado, el gasto por investigador -que en 2020, según el INE, ascendió a 108.470 euros de media- o la movilidad laboral en el ámbito de la investigación y el desarrollo. “Teniendo en cuenta la situación que tenemos de precariedad en la investigación y los recursos que tenemos, yo creo que por lo menos un notable alto si le pondría a nuestros científicos”, concluye Manuel Jordán.

Enlace al reportaje completo publicado por RTVE: https://www.rtve.es/noticias/20220127/radiografia-ciencia-espana/2272201.shtml

(218 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.