Fecundación in vitro ¿Cuánto sabes acerca de esta técnica?

Autores: Guillermo Castejón López, Irene Galán Jiménez, Yaiza López Sampere, Mª Jesús Lozoya Agulló, Paloma Salamanca García y Lucía Toro Soria Estudiantes de Biotecnología, UMH. (Síguenos en @ivf_biohackers)

Qué es la FIV y cuándo está indicada

Según la Biblioteca Nacional de Medicina la fecundación in vitro (FIV) es una tecnología de reproducción asistida en la que se une un óvulo y un espermatozoide en una placa de laboratorio, es decir, se realiza fuera del cuerpo humano. Su fin es obtener embriones de buena calidad que se implantarán en el útero materno para conseguir un embarazo. La Figura 1 muestra cual sería el procedimiento más general, recomendándose implantar un máximo de 3 embriones.

Figura 1. Esquema del proceso de FIV. @ivf_biohackers

Es una técnica indicada en caso de estar o padecer alguna de estas situaciones indicadas en la Figura 2:

Figura 2. Situaciones indicadas para aplicación de FIV @ivf_biohackers

En España, está legalizada y puede aplicarse a mujeres mayores de 18 años siempre y cuando se encuentren sanas, tanto mental como psíquicamente. Se puede aplicar a todo tipo de mujeres, sin pareja, parejas lésbicas y parejas formadas por un chico y una chica, a pesar de que la seguridad social solo cubre casos donde se cumplen una serie de requisitos.


¿Cómo saber si eres candidato para que la Seguridad Social cubra tu fecundación in vitro? Estos son los requisitos, y se deben cumplir todos ellos:

  • Tener número de afiliación a la seguridad social.
  • Tener más de 40 años.
  • Tener problemas para concebir, demostrando patologías o enfermedades ginecológicas relacionadas con infertilidad o esterilidad.
  • En caso de que la pareja ya tenga hijos en común, no se podrán someter a la técnica a no ser que dicho hijo padezca una enfermedad crónica grave, o que solo uno de los miembros tenga descendencia.
  • No haberse sometido a una cirugía de infertilidad de forma voluntaria, como puede ser una vasectomía o un ligamiento de trompas.
  • No se deben tener enfermedades hereditarias graves, como VIH o hepatitis C.

Las parejas cisheterosexuales podían ser candidatos desde 2017, mientras que las mujeres solteras o las parejas lesbianas tuvieron que esperar hasta 2019.

Además, hay que tener en cuenta los requisitos para poder ser donante, tanto de óvulos como de esperma, que son los siguientes:

  • Mujeres: mayores de 18 años y menores de 34, con un IMC entre 18 y 25.
  • Hombres: mayores de 18 años y menores de 50. Se comprueba que tengan una concentración de espermatozoides alta, con buena movilidad y morfología.

Ambos deben estar sanos tanto psicológicamente como físicamente.

En la ley se especifica que nunca se deberá hacer esta donación para lucrarse, debido a que como indica el nombre es una donación, y el pago económico simplemente servirá para pagar las posibles molestias de los donantes. Muchas personas son incapaces de tener hijos por la vía
“tradicional”, y estas donaciones les hará ser padres, ¿Qué mejor pago que la satisfacción de ayudar a esas parejas?

Percepción social. Encuestas y entrevistas

Pero ¿qué opina la población al respecto de esta técnica? ¿Es la población conocedora de ella? Resultados obtenidos en encuestas de un proyecto docente realizado para la asignatura de Aspectos Legales y Sociales de la Biotecnología nos dan una idea de la opinión y percepción social sobre la fecundación in vitro. Estas encuestas fueron realizadas virtualmente y difundidas a través de un enlace web. Constaban de unas preguntas sencillas con respuesta múltiple. Se muestran unos ejemplos en las Figuras 3 y 4
Las encuestas eran totalmente anónimas y se obtuvieron unos resultados en los que el 98,6% conocían qué era la fecundación in vitro y un 99,1% estaban de acuerdo con el uso de estas técnicas (Figura 3).
La FIV es una vía muy útil y esperanzadora en situaciones como la infertilidad, pero cabe destacar que hay alternativas similares como la inseminación artificial. Este último proceso se trata de realizar directamente la fecundación dentro del útero de la mujer con una muestra de semen. Por el contrario, en la FIV, se realiza la fecundación en una placa de laboratorio y, posteriormente, se introduce en la mujer. En cuanto a este aspecto, un 8,6% de los encuestados la clasificaron como un sinónimo de la fecundación in vitro (Figura 4), ya que ambas se engloban dentro de las técnicas de reproducción asistida y es fácil confundirlas.

Los resultados obtenidos en entrevistas realizadas a pie de calle por dos miembros del grupo de este proyecto, planteando preguntas a grupos de estudiantes (tras previamente haber pedido permiso para su realización y grabación) en el campus de Elche la universidad Miguel Hernández, mostraron que muchas de los entrevistados tenían algunas nociones básicas acerca de la técnica, y la mayoría sí se someterían a las técnicas sin ningún tipo de reparo, ya fuera como pacientes o como donantes, estando muchos a favor de la donación. Para obtener todos estos datos algunas de las preguntas propuestas fueron: “¿Sabes lo que es la fecundación in vitro?’’, “¿Se realiza fuera o dentro del aparato reproductor femenino?’’, “¿Crees que la donación, tanto de semen como de óvulos, es anónima?’’, “¿Te someterías a este tipo de tratamiento?’’.


Una vez analizado todo el material recopilado en el proyecto docente, pudimos comprobar que, aunque una gran parte de la población tiene un concepto básico sobre la FIV, aún no está lo suficientemente integrada en la sociedad.
En este proyecto también contamos el testimonio de personas que vivieron la experiencia de la FIV. Tuvimos la suerte de poder realizar una entrevista en directo, retransmitida por la plataforma de Instagram, a una mujer que ha vivido esta experiencia en primera persona. Nos comentó que no fue nada fácil para ella ni para su entorno, pero que finalmente todo por lo que había pasado había merecido la pena. Aquí mostramos algunas de sus palabras:

¿Cómo te decidiste a someterte a fecundación in vitro?

‘’Mi pareja y yo intentamos ser padres durante 1 año. En ese transcurso, tuvimos un aborto por causas desconocidas. Todo podía complicarse aún más y decidimos probar en IVI Valencia. Fuimos para informarnos y en la primera consulta me dijeron que tenía una malformación uterina, requería operación. Aquí comenzó el proceso, mi probabilidad de embarazo era bastante baja.’’

¿De qué forma afectó esto a tu pareja?

‘’Hemos estado bastante compenetrados, mi pareja fue un gran apoyo. Hay otras parejas que no siguen juntos después de este tratamiento porque son procesos duros a nivel psicológico y emocional.’’


A día de hoy o ¿piensas en someterte de nuevo a un proceso así?

‘’Depende del día, sí y no. Cuando has conseguido ser madre, creo que en el proceso se debe vivir de otra forma. Si ya es duro sin personas a tu cargo, con hijos es todavía más complicado. Pasar el proceso desde cero, medicación, incertidumbre, ansiedad, me echa hacia atrás todo esto. Por otro lado, está el hecho de tener más hijos, que es la parte buena.’’


¿Cómo ha sido la llegada de tu hijo a tu vida?

‘’Después de todo lo que llevábamos pasado, fue increíble literalmente. No te crees que por fin hayas llegado a la meta. Son bebés muy especiales por lo que han costado de tener, y más aún cuando piensas que ese bebé ha estado criopreservado casi dos años. Son las maravillas de la ciencia, que separe el proceso de la vida, que se congele y luego se desvitrifique, siga su curso y se convierta en una persona de carne y hueso. Es algo que a día de hoy aún me sigue pareciendo impresionante.’’

Nuestra valoración y conclusiones


Así pues, es muy importante sentirse apoyado durante este tratamiento y que no hay que darse por vencido ante las dificultades.

El 9% de los bebés, es decir, casi uno de cada diez, son fruto de la reproducción asistida, según la estadística presentada por el Ministerio de Sanidad y la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) a partir del Registro Nacional de Actividad 2018, que recoge datos de 319 centros que realizan tratamientos de fertilidad en España. En total, en 2018 se realizaron 149.337 ciclos de fecundación in vitro (FIV) y también se realizaron 34.100 inseminaciones artificiales. Por tanto, son técnicas de gran utilidad y representan una oportunidad muy importante para muchas familias.
La fecundación in vitro es una vía alternativa y muy prometedora que seguirá mejorando con el objetivo de proporcionar la posibilidad a aquellas familias que no puedan tener hijos por el “método tradicional”, a partir de sus propios gametos, o a partir de los donados.


A pesar de que en las encuestas realizadas muchas personas se acercaban a lo que era esta técnica, se debería informar más a la sociedad, para que todo el mundo esté al tanto de este procedimiento, así como de las posibilidades y beneficios que puede aportar. Si bien es cierto que no es un proceso fácil, que se debe tener paciencia y donde el apoyo personal es fundamental, esperamos que en un futuro pueda perfeccionarse y estar al alcance de todo aquel que lo necesite. Nosotros pretendemos aportar nuestro granito de arena e intentar llegar al máximo público posible.


No dudéis en seguirnos en nuestro Instagram, donde iremos publicando cada semana nueva información acerca de esta técnica, @ivf_biohackers.
También, aportamos algunas de las páginas consultadas para la realización de este artículo.
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007279.htm#:~:text=La%20fecundaci%C3%B3n%20in%20vitro%20(FIV,y%20ha%20ingresado%20al%20%C3%B3vulo
https://www.quironsalud.es/reproduccionasistida/es/tratamientos-tecnicas-servicios/fecundacion-in-vitro-fiv-icsi

(249 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.