Los extractos de jara negra y granado disminuyen la resistencia a antibióticos

El potencial antimicrobiano de los extractos de la jara negra y del granado está relacionado con su contenido en polifenoles. Esta es una de las conclusiones del estudio llevado a cabo por el grupo de investigación en Diseño y Desarrollo de Compuestos Bioactivos de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. El estudio ha sido realizado por el estudiante de doctorado Francisco Javier Álvarez y dirigido por los profesores Enrique Barrajón y Vicente Micol. El trabajo, publicado en la revista Scientific Reports, pretende avanzar en el conocimiento de los tratamientos de patógenos que han creado resistencia a los antibióticos, un problema que representa una grave amenaza para la salud en todo el mundo.

Pie de foto: Cistus salviifolius junto al edificio Torregaitán, sede del IDiBE UMH, plantadas para la posterior realización de los ensayos del presente trabajo. Fuente: Francisco Javier Álvarez Martínez.

Además del grupo de investigación de Compuestos Bioactivos, perteneciente al Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche (IDiBE), el trabajo ha contado con la colaboración de Juan Carlos Rodríguez Díaz, responsable de la sección de microbiología del Hospital General Universitario de Alicante, donde se realizaron parte de los ensayos. El profesor del área de Estadística de la UMH Fernando Borrás Rocher ha colaborado en el análisis estadístico.

Según la Organización Mundial de la Salud, en los últimos años, el uso indiscriminado de los antibióticos ha incrementado el número y los tipos de microorganismos resistentes. En consecuencia, muchas enfermedades infecciosas podrían volverse incontrolables. Según se explica en el estudio de la UMH, algunos compuestos vegetales tienen la capacidad de modificar la resistencia a los antibióticos de cepas resistentes que son comunes en instalaciones hospitalarias. En este trabajo, los investigadores de la UMH han analizado extractos de plantas mediterráneas, como son la jara negra y el granado, así como su actividad antibacteriana frente a distintas variedades del estafilococo áureo (Staphylococcus aureus). Esta bacteria produce distintas infecciones cutáneas y de las mucosas, pero, también, enfermedades de riesgo vital como meningitis, endocarditis o neumonía. Se trata de un patógeno muy común pero su tratamiento puede dificultarse debido a que muchas de sus variantes o cepas presentan resistencias a antibióticos conocidos como la penicilina o la meticilina.

Los resultados de la investigación, realizada con aislados clínicos de esta bacteria del Hospital General Universitario de Alicante, indican que el extracto de jara negra (Cistus salviifolius) muestra mayor actividad antimicrobiana contra las variedades de estafilococo áureo resistentes a la meticilina y la oxacilina, ambos antibióticos betalactámicos. Por otra parte, el extracto de granado (Punica granatum) es más eficaz contra las cepas de la bacteria que son sensibles a la oxacilina y a los antibióticos del grupo de las quinolonas. Según los investigadores de la UMH, la capacidad antibacteriana de estas plantas está relacionada con su contenido en polifenoles y su mecanismo de acción parece producirse a través de la interacción de estos compuestos con la pared celular de las bacterias. Estos descubrimientos, explican, podrían conducir al desarrollo de terapias combinatorias más efectivas que incluyan antibióticos y extractos vegetales.

Acceso al artículo: https://www.nature.com/articles/s41598-020-80003-y

(37 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *