Claves de VIII Congreso Ibérico de Agroingeniería

El Departamento de Ingeniería y la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) han reunido a más de 110 profesionales procedentes de Portugal y de España, así como de varios países iberoamericanos en el VIII Congreso Ibérico de Agroingeniería. El Congreso ha contado con 13 áreas temáticas, entre las que se incluían las conocidas Energía, Ingeniería del Regadío, Mecanización, Construcción, Proyectos, Tecnología de Invernaderos y Tecnología de la producción animal y acuicultura además de Agricultura de precisión, Automatización y Sensores  y la incorporación este año de la titulada ‘Innovación educativa en Agroingeniería’. Entre las novedades incluidas este año, los expertos utilizaron el póster electrónico que pudieron consultar en pantallas de 47 pulgadas que permitían realizar búsquedas según intereses concretos.

La actividad ha sido promovida por la Sociedad Española de Agroingeniería y la Sección Especializada de Ingeniería Rural de la Sociedad de Ciencias Agrarias de Portugal. El objetivo de este foro pasa por promover la participación científica y fomentar que investigadores del Área de la Ingeniería Agroforestal presenten los resultados de las investigaciones realizadas durante los últimos dos años. El Congreso, que tuvo lugar en la EPSO y en el Hotel La Finca Golf de Algorfa,  contó con 78 comunicaciones orales y 58 posters científicos.En ambos casos, los autores de las comunicaciones científicas pudieron exponer su trabajo y responder a las preguntas que les formularon los asistentes.

En todas las áreas del Congreso se presentaron avances como, por ejemplo, los relacionados con los sistemas fotovoltaicos en el ámbito de la ‘Energía’. La ‘Ingeniería del regadío’ contó con aportes sobre agua desalinizada y optimización del riego enfocada ahorro de agua y energía. En el área ‘Mecanización’, destacaron las comunicaciones sobre la cosecha mecánica de aceituna y la inspección de equipos tratamiento fitosanitarios. En la de ‘Construcción’, entre otros trabajos,  se analizó el comportamiento de nuevos materiales obtenidos a partir de biomasa o de materiales reciclados y se trató el comportamiento frente al fuego de estructuras de acero.

Por su parte, en el área de ‘Proyectos, medio ambiente y territorio’ se expuso alternativas de producción en distintas zonas para minimizar el impacto ambiental de determinadas actuaciones agrícolas. En cuanto a la ‘Tecnología de invernaderos’, pudo conocerse análisis sobre climatización y efectos de distintos materiales sobre el control del clima en invernadero  y se ilustró formas de obtener la medida de parámetros de cultivo que permitan tomar decisiones respecto al momento de la cosecha.

En el área ‘Tecnología de la producción animal y acuicultura’, por ejemplo, las comunicaciones se centraron en factores para la mejora de la producción animal. En el caso de ‘Sensores y control de procesos’, se habló sobre la aplicación de sensores en diversos campos de la agricultura como la gestión del riego.

La sección dedicada a ‘Agricultura de precisión y tecnología de la información’ recogió publicaciones relacionadas con sensores y sistemas de visión artificial para estimar índice de color o medir el porcentaje de madurez de la cosecha. Por ejemplo, a través del acondicionamiento de señal GPS para aumentar la fiabilidad de un robot vitivinícola.

Otra de las áreas del congreso, ‘Automatización y tecnologías emergentes’, contó con trabajos sobre medición no destructiva del índice de madurez en mango usando tecnología de imagen. Dentro de ‘Tecnología de postrecolección’, un trabajo destacado versó sobre los distintos tratamientos en frutos para mejorar la conservación. En cuanto al área de ‘Gestión forestal’, uno de los trabajos publicados estimaba el volumen maderable de pinos silvestres mediante el uso de redes neuronales.

La ‘Innovación educativa en agroingeniería’, que esta edición ha contado con una sección propia, ofreció un análisis de los  planes de estudio, metodologías docentes y una revisión de experiencias novedosas en cuanto a la enseñanza de las disciplinas de agroingeniería. Por ejemplo, el diseño de partes de maquinaria en explotaciones agrarias como herramienta de innovación educativa en mecanización agrariao el fomento del uso de las Tecnologías de la Comunicación y la Información en la docencia.

La conferencia de clausura del Congreso sirvió para abordar desde una perspectiva amplia cómo se va a gestionar el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para el periodo 2014-2020. La visita técnica del Congreso tuvo lugar en el sifón del acueducto del post trasvase Tajo Segura y en la Comunidad de Regantes de Las Puertas de Murcia.

La investigadora de la EPSO y copresidenta  del Comité Organizador, Carmen Rocamora Osorio, subraya que el balance ha sido muy positivo: “Tanto por la calidad de los trabajos como por las instalaciones, el entorno y las actividades relacionadas con el Congreso”. Durante los días de celebración, los asistentes disfrutaron también de la gastronomía de la zona así como de visitas a lugares de interés cultural de Orihuela como los Murales de San Isidro, el Museo de la Muralla y la Casa Museo de Miguel Hernández o la Biblioteca María Moliner.

A continuación del VIII Congreso Ibérico de Agroingeniería, tuvo lugar el Congreso de Ciencias Hortícolas organizado por el Grupo de Post-Recolección de Frutas y Hortalizas, que engloba a investigadores de los Departamentos de Tecnología Agroalimentaria y Biología Aplicada de la UMH. En este sentido, Rocamora destaca la colaboración entre ambos comités en cuanto a los aspectos comunes a ambos eventos.

 

(135 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *