La estadística de los corceles

El CIO de la UMH trabaja para para mejorar la Fiesta de los Caballos del Vino, una tradición centenaria que se recrea en Caravaca de la Cruz

Cuenta la leyenda que en el siglo XIII, la ciudad de Caravaca de la Cruz (Murcia) estaba sitiada por las tropas musulmanas del reino nazarí de Granada, mientras la población cristiana se situaba en las fortalezas del castillo sin agua para abastecerse. Según la historia, unos caballeros templarios lograron burlar el cerco musulmán y, como no encontraron agua, llevaron vino al castillo, donde ya se encontraba la Reliquia de la Santísima Cruz. Al llegar, caballeros y corceles fueron engalanados con mantos bordados y flores.

De la tradición deriva la fiesta de los Caballos del Vino que se celebra cada mañana del 2 de mayo en la localidad murciana de Caravaca de la Cruz, durante las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz. El Bando de los Caballos del Vino es el encargado de organizar la recreación de la leyenda y es el que agrupa a las 60 Peñas, que engalanan a sus caballos con mantos bordados. Los corceles se exhiben en Romerías, compiten por el manto mejor adornado en el Concurso de Enjaezamiento y en velocidad durante la Carrera de la Cuesta del Castillo. Dado el carácter centenario de la fiesta, desde hace años se han localizado errores en el sistema de votación del Concurso de Enjaezamiento, por lo que el Bando se puso en contacto con el Centro de Investigación Operativa (CIO) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.

Los errores del sistema de votación provenían de pactos entre Peñas por amistad o interés para favorecer o perjudicar a otras. El Grupo de Investigación de Gestión de Recursos y Optimización del CIO, en colaboración con el Bando, introdujo una mejora en el sistema para evitar favoritismos e intereses en los resultados. “Las votaciones sospechosas se sustituyeron por la votación que el Bando consideraba más justa”, explica la directora del Grupo, Mercedes Landete.

Durante el 2015, ha continuado la colaboración y se han introducido nuevos cambios en el sistema. “Si bien el Bando trata de ser imparcial, sus componentes pertenecen a distintas Peñas, por lo que hemos elaborado un software que no usa su opinión”, asegura Mercedes Landete. El nuevo programa detecta las votaciones sospechosas con técnicas estadísticas multivariantes y las sustituye por valores promedio. También, se incluyen mejoras en la clasificación y disminuyen las situaciones en que dos peñas quedan en la misma posición. “Con esta modificación, reducimos los empates y añadimos acciones en caso de que se produzcan. Por ejemplo, si dos Peñas quedan igualadas y una es sospechosa, se da prioridad a la que no lo es, o si ninguna es sospechosa, se valora cuál ha tenido más primeros puestos, más segundos y así sucesivamente”, asevera la directora del Grupo de Investigación del CIO.

La colaboración para mejorar la Fiesta de los Caballos del Vino, a la que cada año acuden miles de personas y ha sido declarada Bien de Interés Cultural y candidata a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, no acabará este año. “En el futuro serán necesarias nuevas mejoras, ya que para los participantes es tan importante el resultado que con los años el sistema se desgasta”, explica Mercedes Landete. El equipo del CIO ya está trabajando en un software que elija aleatoriamente uno de cinco sistemas tras recoger los cartones de las votaciones. “El motivo de que el sistema necesite continuos cambios es que es una fiesta que evoluciona con el tiempo y resulta de máximo interés, por lo que seguiremos en contacto varios años”, asegura la directora del Grupo del CIO.

 

MCarmen Alabort

(29 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *