La máquina al servicio de la mente

La persona piensa en beber agua y gracias a un dispositivo de electrodos que lleva incorporado a su cabeza, un robot bimanual responde a las órdenes: coge el recipiente, se lo sirve al ser humano y lo vuelve a dejar en la mesa. Aquí tenéis la demostración que ha tenido lugar en el Edificio Innova (Quorum V) de la Universidad Miguel Hernández.

Este dispositivo consiste en una interfaz que utiliza señales de encefalografía: electrodos colocados en la superficie del cerebro que extraen la información que luego será decodificada y enviada a un dispositivo externo. Un robot bimanual capaz de interpretar y ejecutar las órdenes, tal y como ha explicado Eduardo Fernández, profesor de la UMH y director del grupo de Neuroingeniería Biomédica. “Hemos demostrado que con tecnología externa, en este caso un dispositivos en la superficie del cerebro, es posible conseguir tareas complejas”, añade el profesor. Según los científicos de la UMH, es importante trabajar en esta línea porque ” las enfermedades neurológicas representan un problema sociosanitario y económico de primera magnitud, ya que tienen una repercusión sobre las capacidades físicas y mentales de quienes las padecen”.

Este workshop se desarrolló dentro del Curso Internacional sobre Neurorrehabilitación, que este año ha sido acogido por la ciudad de Elche (del 15 al 20 de septiembre) y en el que han colaborado investigadores del grupo de Neuroingeniería Biomédica y del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la UMH, junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). A este curso interdisciplinar han asistido más de 100 estudiantes de todo el mundo y se ha contado con la participación de algunos de los investigadores más importantes a nivel internacional. El objetivo de este grupo de investigación es desarrollar tecnologías que estén al servicio de personas que padecen diferentes problemas neurológicos, ya sean  motores, cognitivos o sensoriales.

 

 

 

(30 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *