¿Desde cuándo la carne de caballo es un contaminante?

José Ángel Pérez, profesor Área Tecnología de Alimentos UMH: “La mala información está provocando una crisis de confianza por parte del consumidor en la industria alimentaria”

[image src=”http://umhsapiens.com/wp-content/uploads/2013/02/foto-carné-jose-angel-perez.jpg” width=”264″ height=”189″ title=”El profesor José Ángel Pérez pertenece al Área de Tecnología de Alimentos de la UMH” lightbox=”yes” align=”right” float=”right”]

Últimamente, las noticias que escucho sobre los alimentos en los distintos medios de comunicación me dejan perplejo y no doy crédito a que en la era de la información, donde tenemos a nuestro alcance todas las posibilidades de contraste, esto no se haga o no se realice de una forma rigurosa, sin tener en cuenta la repercusión que esta actitud puede tener. Por ello, ver o escuchar noticias como “los platos preparados se encuentran contaminados con carne de caballo” me causa una gran frustración. Con frases o aseveraciones como ésta, se está desinformando al consumidor. Soy firme defensor de que los medios de comunicación y los Tecnólogos de Alimentos deben trabajar conjuntamente para informar y “educar” al consumidor. En particular en todos los temas relacionados con la seguridad y salubridad de los alimentos.

Reflexionando sobre la noticia, me parece que el “comunicador” no ha sopesado el efecto  o el daño que el titular puede causar. Lo que es estrictamente un fraude por mal etiquetado (con las noticias a día de hoy), llega a ser interpretado como un fallo de la ética y profesionalidad de los Tecnólogos de Alimentos que controlan la seguridad e higiene de los alimentos. El consumidor debe saber que el papel de estos profesionales es el de elaborar alimentos sanos, seguros, sabrosos y sostenibles; sin embargo, este aspecto de su trabajo, al parecer, no es noticia.

Me gustaría hacer la siguiente reflexión: Señores comunicadores, ¿Desde cuándo la carne de caballo es un contaminante?, ¿Es que no saben que se consume en nuestro país y que nuestras regulaciones sanitarias, incluyen a los equinos como animales de abasto?. En fin, creo que siempre se debe contrastar la información.

Desde mi punto de vista, esta crisis es por mal etiquetado; es un fraude a todas luces, ya que el consumidor tiene el derecho de saber qué come y la industria de alimentos la obligación de informar qué contiene el alimento. Como consumidor debo tener el derecho a decidir si quiero, o no, comer carne de caballo.  Sin embargo, para muchos consumidores esta carne puede suponer un tabú alimentario, al ser considerado como animal de compañía. A este tipo de consumidores la ingesta de su carne le parece una auténtica “aberración”, pero también podrían encontrarse tabúes religiosos, culturales o incluso económicos.

Otro aspecto, muy importante a tener en cuenta por parte del comunicador o de las autoridades sanitarias, es la situación socioeconómica que estamos viviendo. ¿Cómo se pueden destruir alimentos por un problema de mal etiquetado?  ¡Qué falta de conciencia social¡ Parece que ambos no tienen claro que la carne de caballo se puede consumir y que es muy apreciada en muchos países por su calidad nutritiva, ¿es que ahora hemos perdido la memoria de que la carne de caballo la hemos consumido a lo largo del tiempo? ¿No saben que en España y en otros países de la Unión Europea, los equinos están reconocidos como animales de abasto en sus respectivas legislaciones?

La crisis de confianza que tenemos ahora mismo, como en otras ocasiones, tardará en disiparse, pero de las crisis suelen aparecer aspectos positivos: quizás esto sirva para potenciar la actitud crítica del consumidor, ya que seguramente, comprobará las etiquetas de los alimentos, mejorando con ello su educación y su nivel de exigencia a la industria de alimentos.

José Ángel Pérez Álvarez

Catedrático del Área de Tecnología de Alimentos de la UMH

(41 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *