Investigadores de la UMH desarrollan paneles solares que funcionan a pesar de las condiciones atmosféricas

Los estudiantes buscan conseguir un máximo rendimiento de las energías renovables

Los simuladores de paneles solares imitan cualquier situación climática y el nivel de energía del Sol adecuado

Un equipo de investigación de la Escuela Politécnica Superior de Elche (EPSE), ubicada en el edificio Torrevaillo de la Universidad Miguel Hernández, desarrolla la manera de lograr que los paneles solares trabajen de la forma más eficiente posible, a pesar de las condiciones climatológicas.

El subdirector de la EPSE, Ernesto Ávila Navarro, ha explicado que en el centro trabajan profesores y alumnos de forma conjunta en dos grandes líneas de investigación.

El equipo de electrónica de alta potencia trabaja en la rama de las energías renovables. Su actual objetivo es conseguir que los paneles solares logren absorber la máxima cantidad de energía posible, incluso sin producirse las condiciones más idóneas. “Independientemente del sol que haga, que los paneles siempre lleguen a su máximo rendimiento”, ha añadido Ávila Navarro.

Para ello, utilizan simuladores de paneles solares, que reproducen cualquier condición meteorológica posible: “Si queremos que el sol esté en su 50% de capacidad energética, lo logramos con el simulador y así podemos analizar cómo reacciona el panel solar a ese nivel de radiación”, ha señalado Ávila Navarro.

El otro equipo de investigación, por otra parte,  trabaja en la línea de la electrónica de alta frecuencia y se encarga de medir  los niveles de frecuencia necesarios para fabricar antenas, herramientas que las personas utilizan en su día a día para, por ejemplo, utilizar el wi-fi.

El principal instrumento que utiliza este grupo en la construcción de estas antenas es una cámara anecoica, una sala diseñada para absorber en su totalidad las reflexiones producidas por ondas acústicas o electromagnéticas. A su vez, la cámara se encuentra aislada de cualquier fuente de ruido o influencia sonora externa. “La cámara funciona como un aislante de ondas y, así, se pueden medir las frecuencias de las antenas sin que se produzca ningún tipo de interferencia”, ha afirmado Ávila Navarro.

 

Carolina Soler

Estudiante de Periodismo UMH

(36 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *