Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

Hoy es el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. Tomar el sol con protección insuficiente es una de las principales causas de esta enfermedad que se encuentra en el primer puesto de los tumores más frecuentes en España. ¿Qué tipo de protección se debe utilizar? ¿Cuánta cantidad de crema solar es necesario aplicar? ¿Podemos exponernos al sol a cualquier hora con una protección elevada? El director del Instituto de Biología Molecular y Celular (IBMC) de la UMH y miembro de la Plataforma de Investigación en Piel, Antonio Ferrer Montiel, ha respondido a estos interrogantes.

Ferrer Montiel señala la importancia de utilizar bastante cantidad de crema solar cuando se realiza una exposición prolongada al sol en la que se suda, se utiliza la toalla y se toman baños. “En estas circunstancias, se debe aplicar una capa de crema de 1 mm de espesor unas 4 o 5 veces al día”, asegura el experto. El director del IBMC subraya que ya hay productos en el mercado que son invisibles y no es necesario embadurnar el cuerpo en crema de color blanco. En cuanto a la resistencia al agua que algunos productos emplean como reclamo, Ferrer cuenta que se trata de un tiempo determinado “pero hay que reaplicarla”.

Los Factores de Protección Solar

Los números que indican el Factor de Protección Solar (SPF) suelen generar confusión. Según el investigador, los números indican el porcentaje de radiación ultravioleta que se filtra. “Con un SPF 15, filtramos un 90% de la radiación UV; con uno de 30, un 98% y al aplicar uno de 50, un 99%”, precisa Ferrer Montiel. En este sentido, el profesor de la UMH aclara que, aunque un SPF 30 ya protege, se tiende a utilizar cremas con SPF 50 “por la conciencia social de que el sol es muy malo”.

Los problemas derivados de la sobreexposición solar ya son de sobra conocidos. Pero, en la actualidad, se está evaluando los inconvenientes derivados de la sobreprotección. Bloquear todo contacto del sol sobre la piel genera un problema básico para el ser humano. “Impedimos que se sintetice vitamina D, que es fundamental para el fortalecimiento óseo, entre otras muchísimas funciones”, asevera el investigador.

Esto no significa que no haya que utilizar protectores solares sino que, como en muchos otros aspectos, es importante que haya un equilibrio. La sobreexposición conlleva peligros pero la sobreprotección también. Ferrer Montiel explica que si se toma entre 10 y 15 minutos de sol sin protección 2 o 3 veces por semana, siempre fuera de las horas más peligrosas, es suficiente para sintetizar vitamina D. Y no es necesario estar en la playa para ello, basta con salir a dar un paseo o exponerse con las extremidades descubiertas, siempre fuera de las horas centrales del día -entre las 11 am y las 17 pm– “No debemos exponernos al sol a las 14 pm, aunque nos hayamos puesto protector solar”, subraya el investigador.

 

Belén Pardos

(37 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *