¿Qué sabes sobre las enfermedades de transmisión sexual?

Habrás leído que los contagios de enfermedades de transmisión sexual (ETS) están aumentando en España. Puede que esta situación te provoque miedo, inseguridad y dudas a la hora de mantener relaciones. Ante la duda, lo más importante es informarse. Y, según nos indican los expertos en psicología y salud pública, hablar de ello sin tapujos. Aquí te presentamos todos los datos que debes conocer sobre las ETS, sus síntomas, tratamientos y algunas cosas a tener en cuenta para evitar que el contagio siga aumentando. También te proponemos un pequeño test para que pongas a prueba tu conocimiento sobre este tema.

Las enfermedades de transmisión sexual se contagian de una persona a otra por la sangre, el semen, el fluido vaginal u otros fluidos corporales. Son muy comunes y muchas personas que las padecen ni siquiera lo saben. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1 millón de personas se contagian de una de estas enfermedades o infecciones a diario y, anualmente, 357 millones de personas contraen una infección como la clamidiasis, la gonorrea, la sífilis o la tricomoniasis. Estas cifras son alarmantes ya que, a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, lejos de reducirse, los casos de contagio por ETS han aumentado en algunos sectores. Los expertos de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, el catedrático del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Ildefonso Hernández, y el catedrático del Área de Psicología Social, José Joaquín Mira Solves, han dado respuesta a algunas de las preguntas que giran en torno a este tema de gran importancia para la salud pública.De los más de treinta virus, bacterias y parásitos que se pueden contraer a través de las relaciones sexuales, hay ocho que tienen una máxima incidencia de transmisión sexual. Por ejemplo, si bien la gripe se puede transmitir durante el sexo, no es una vía de transmisión sexual significativa para este virus. Sin embargo, la mayoría de contagios de sífilis se producen durante las relaciones sexuales. De estas ocho ETS, cuatro se pueden curar (sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis) y para las otras cuatro no existe cura de momento, según la OMS, aunque sí tratamientos atenuantes de los síntomas (hepatitis B, herpes simple, VIH -que es el virus que provoca el SIDA– y el virus del papiloma humano).

Hay pocas ETS conocidas, la mayoría de nosotros no podríamos nombrar de memoria más de 3 o 4. Mucho más improbable es que se conozcan sus síntomas, tratamientos o métodos de detección. Hay que empezar por saber que estas enfermedades e infecciones pueden evitarse mediante el uso del preservativo.

align=”center”

El uso del preservativo tuvo un gran crecimiento en los años 90 con campañas de protección contra el VIH, que también tuvieron una repercusión positiva en la lucha contra otras ETS. Sin embargo, según el experto de la UMH José Joaquín Mira, el uso del preservativo ha dejado de crecer como lo hizo en esta época e incluso ha empezado a disminuir. El motivo es que, según Mira Solves, en las relaciones casuales sí que se mantiene el incremento del uso del preservativo, sin embargo, cuando las relaciones son un poco más estables, en ocasiones se tiende a no utilizar este método.

align=”center”

   “No se trata de decir tanto que hay que utilizar preservativo, sino de adelantarnos a las ideas, sensaciones, percepciones, estereotipos que se tienen sobre el uso del preservativo para lanzar mensajes eficaces que ayuden a desmontar ideas equivocadas” señala el profesor de la UMH Mira Solves. El catedrático también destaca que las estrategias que más funcionan para conseguir aumentar el uso del preservativo son las clásicas: la información y la educación sanitaria.

Según la Consellería de Sanidad, en el año 2017 se diagnosticaba un nuevo caso de VIH cada día en la Comunidad Valenciana. Estiman que el 25% de las 16.000 personas que viven con el virus no lo sabe. En España, el Ministerio de Sanidad notificó en 2017 3.381 nuevos diagnósticos de VIH. La mayoría (84,6%) eran hombres y la mediana de edad fue de 35 años. Aunque la tendencia de los casos es a la baja, la tasa de nuevos diagnósticos es superior a la media de los países de la Unión Europea y de Europa Occidental.

Trabajar este tipo de situaciones debe ser algo conjunto de las instituciones sanitarias y educativas con las asociaciones y grupos comunitarios que pueden colaborar y tener un papel activo”, asegura Mira Solves.

Según el profesor de la UMH Ildefonso Hernández, en nuestro país, en la medida en la que se ha mejorado el respeto a los derechos de las personas se ha mejorado el tratamiento y el control de las enfermedades de transmisión sexual. Según el Centro Nacional de Epidemiología, si nos centramos en las tasas de nuevos diagnósticos de VIH, comprobamos que en España son similares a las de otros países de Europa, aunque superiores a la media de la Unión Europea y Europa Occidental. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social presentó en 2018 un Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato. Este documento contempla líneas de actuación como asegurar que los certificados médicos no incluyan el estado serológico como indicador de ETS o vigilar las situaciones de discriminación y reducir el estigma social. Gracias a esta nueva estrategia, cuando empezamos en un nuevo trabajo y se nos solicita un certificado médico, éste reflejará las ETS. Este Pacto Social es uno de los objetivos del Plan Estratégico de Prevención y Control del VIH y otras Infecciones de Transmisión sexual para el 2020.

La vía sexual es el modo de transmisión principal en los nuevos diagnósticos de VIH

Ildefonso Hernández advierte que, junto a la aparición de este tipo de enfermedades, se encuentran cambios psicológicos y respuestas por parte de la sociedad que afectan al individuo enfermo y hace que sienta rechazo constantemente. “Ese tipo de acciones de penalizar o culpabilizar a la víctima han sido siempre una barrera para el buen control de la enfermedad y hacer que la gente esté saludable”, comenta el profesor de la UMH. Además, añade, que todos los ataques clásicos que reciben las víctimas son contraproducentes, ya que las personas no acuden en el momento adecuado y transmiten más la enfermedad. En definitiva, cualquier acto de presión social sobre las personas que les provoque miedo a ponerse en manos de los clínicos, hace que la situación empeore.

El profesor de la UMH Mira Solves afirma que “vergüenza, miedo, tabúes, sentirse rechazado, etc. Son elementos que favorecen el contagio de enfermedades de trasmisión sexual. Todo esto forma parte de una esfera muy íntima, muy personal que de alguna manera pasa a ser conocida”. ¿Te suena de algo? ¿Le ha pasado a alguien que conozcas?

Según señala el experto en salud de la UMH Ildefonso Hernández Aguado, la obligación de la sociedad es tratar lo mejor posible a la gente que está enferma. Ese, además, es el cometido fundamental del sistema de salud. Pero eso, no nos debe hacer olvidar que si no ponemos el acento en la prevención no vamos a ir bien.

Ildefonso Hernández: “Una de las claves consiste en centrarse principalmente en la prevención de los jóvenes antes de encontrarnos con la enfermedad avanzada”

Los síntomas de las enfermedades de transmisión sexual no siempre son obvios. Si crees que sufres alguno de estos síntomas, o has estado expuesto a una ETS, no dudes, consúltalo con un médico.

Es fundamental someterse a una evaluación y, si se diagnostica una ETS, tratarse. Y no olvides que es fundamental informar a tu pareja o parejas para que puedan evaluarse y tratarse ya que, sí no es así, aumenta considerablemente el riesgo de padecer otra enfermedad de transmisión sexual y no se rompe la cadena de contagios de una persona a otra.

¿Crees que ya sabes todo lo necesario sobre ETS? ¡Haz nuestro test y descúbrelo!:


Un reportaje para UMH Sapiens de: Paula Deltell, Elisa Esteve (@elisaesteve), Andrea Giner (@andrea_ginerm), Silvia Martínez (@silvimsl), Emma Beviá (@emmabevia)

(Visited 90 times, 1 visits today)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *