Miriam Martínez Guirao presenta ‘Plantas Eléctricas’ en la sala MAG

La artista ilicitana Miriam Martínez Guirao expone su obra Plantas Eléctricas en la sala MAG de Torrellano, tras haber obtenido la primera beca de profesionalización artística Puenting, lanzada por la colaboración de la Facultad de Bellas Artes de la UMH Mustang Art Gallery. Martínez Guirao, recién licenciada en Bellas Artes, denuncia en su trabajo plástico el abuso de la tecnología y la explotación de la tierra.

En la exposición se combinan bombillas creadas con enredaderas y zarzas de vegetación-porcelana, cuadros eléctricos compuestos por plantas de plástico con raíces de microchips, y llaves de latón cuyas hojas se convierten en sus pomos. Un jardín eléctrico que, como dice la artista, no ha hecho más que germinar.

Pregunta: ¿En qué se basa el proyecto que presentó en 2011 y que le consiguió la beca Puénting, impulsada por el MAG y la Facultad de Bellas Artes de la UMH?

Respuesta: Plantas Eléctricas nace de la idea de generador eléctrico. Si el generador es un almacén de energía, esta beca sería esa energía almacenada que se activaría el mismo día de la inauguración.

P: ¿Cuánto tiempo ha llevado concebir la idea y desarrollar Plantas Eléctricas, antes y después de ganar la beca Puénting?

R: La idea de “jardín” encontrado, la invasión vegetal como medio de expresión plástica y lo efímero de la supervivencia vegetal marginada han sido antecedentes a lo largo de mi trabajo. Pero Plantas Eléctricas como tal nace exclusivamente para Mustang. He trabajado en ella algo más de un año entero, el  tiempo que la beca tiene como objetivo marcado.

P: Su tutor, Javier Moreno, ha destacado que es una profesional rigurosa y responsable, y que su trabajo superó todas las expectativas. ¿Qué le ha aportado Moreno como tutor y su experiencia?

R: A pesar de apenas conocernos anteriormente, Javier entendió muy rápido mis conceptos y mi manera de trabajar, eso agilizó las circunstancias en los momentos de dificultad. La mano de un profesional como la de Javier Moreno aporta seguridad, además de la tranquilidad de que cuatro ojos ven más que dos. Este proyecto ha sido una experiencia muy entrañable, gran parte gracias a Javier Moreno, aunque también a Juan Fuster y Tatiana Sentamans, quienes supervisaron el proyecto.

P: ¿Qué cree que valoraron principalmente en su obra a la hora de concederle el premio?

R: Algo que tuvieron en cuenta en la Beca Puénting es la concepción del espacio Mustang como parte de las piezas. Mustang Art Gallery es más que un proyecto, es un espacio que cobra vida cada mes. Creo que la fusión de la obra con este lugar es muy importante para ellos, algo que supe ver. Plantas Eléctricas tenía que pasar muy desapercibida, bajo esa inmensa sala blanca, haciendo de ésta parte de la obra.

P: ¿Qué supone esta beca en su carrera hasta ahora, y para el futuro de su vida profesional?

R: Cuando finalizas una licenciatura, todos terminamos enfrentándonos a ese salto (puenting) profesional. Esta beca me ha dado una visión más real para enfrentarme al circuito artístico y, a su vez, ha generado una repercusión mediática que no esperaba. No sé que traerá a largo plazo, pero sí comenzamos a ver la repercusión inmediata y parece que “plantas eléctricas” sigue germinando.

 

La obra

P: ¿De cuántas partes se compone la exposición, cuántos micro-jardines?

R: Plantas Eléctricas se centra en una misma idea, pero es cierto que la vegetación es muy dispar y amplia. En la exposición se pueden encontrar bombillas creadas con enredaderas y zarzas de vegetación-porcelana, cuadros eléctricos compuestos por plantas de plástico (reproducciones de plantas encontradas en las inmediaciones de las ciudades) que tienen como raíces micro chips, y llaves de latón con formas de hojas.

P:  En Plantas eléctricas, ¿qué mantiene conectado y en armonía el inerte latón con la dureza de la madera, la fragilidad de la porcelana y la espontaneidad de la vida vegetal?

R: Creo que la vida, y nuestro trascurso diario tiene mucho de todas ellas. La vida no es sólo un mero tránsito, está llena de experiencias, sutilezas y matices. Y toda ella se va grabando por estratos en nuestras raíces. La fragilidad de la porcelana, la resistencia y el hermetismo del plástico, y la cálida madera pueden ser parte de la historia de cualquier día.

P: ¿Qué inspiró la concepción de las bombillas de porcelana?

R: La bombilla como idea y la generación de luz a través de ésta era esa parte de “generador eléctrico” que en el momento necesario entra en funcionamiento cuando se encendía.

P: ¿Qué sensación cree que provocan los claroscuros que la recubren?

R: El juego entre luces y sombras es parte de esa vegetación como medio de invasión que no sólo invade los medios digitales, sino también los parámetros del espacio a través de la luz, los colores y las sombras. Esta manera de invadir espacios muy grandes de manera muy sutil y tímida, como actualmente reconocemos en la naturaleza más cercana.

P: ¿Qué representa la luz en su obra? ¿Es una metáfora de la vida o la creación?

R: Tiene mucho de eso, pero Plantas Eléctricas está muy relacionado con la fuerza y la invasión de los nuevos medios, como modo de apropiación y de protesta de la vegetación. Esta luz es la que ilumina esa nueva visión.

P: El blanco y el verde predominan en la muestra. ¿Qué papel juegan los colores (y su “temperatura”) en este paisaje eléctrico?

R: Parte de la idea juega con el jardín encontrado, por lo que para encontrarlo tiene que estar perdido. Me pareció una idea bonita jugar con el blanco y la inmensidad de la sala que inunda las piezas, que también muestra esa realidad: la inmensidad humana frente a estos jardines encontrados.

P: Sorprende la extensa maraña de cables blancos que penden del techo frente al minimalismo de raíces de plástico y hojas de microchip expuestas en la pared. ¿Qué se consigue con estas diferentes perspectivas y enfoques?

R: En realidad todas son de alguna manera “raíces”, que generan la energía a estas plantas artificiales. La idea es mostrar muchas situaciones que muestran lo mismo, pero de distintas maneras, vivencias o historias diferentes de una misma situación.

P: Convierte lo urbano y común en un paisaje salvaje y vivo. ¿Está reñida la innovación tecnológica con la estética de la naturaleza?

R: Sí. Gillo Dorfles decía: “Es cierto: el hombre partió de un ambiente natural y lo trasformó por etapas en un ambiente artificio”. La humanidad ha “luchado” por alejarse de la naturaleza, pero la naturaleza tiene muchas respuestas a todas nuestras preguntas. No hace falta convertirse en ermitaño para escucharla, pero la unión de nuestros avances tecnológicos con la naturaleza podría darnos apuntes sobre cómo vivir de manera más sabia. Tenemos que aprender a escucharla y qué mejor forma que comenzar a través del arte.

Cuando surge un proyecto como Puenting, con la posibilidad de trabajar en diferentes campos (fundición, manipulación de plásticos, porcelana…), el enriquecimiento es aún mayor: la tecnología al servicio de una idea vegetal. Creo que lo bonito del arte es la interdisciplinaridad y aprender de otras áreas. Un ejemplo de interdisciplinaridad es el proyecto jardines-efímeros (jardines-efimeros.blogspot.com), que crece con una nueva colaboración por parte de psicología ambiental.

 

La vida en el jardín eléctrico

P: ¿Qué puertas le gustaría abrir con las llaves vivas que ha creado?

R: Puedo pensar en muchas salas y puertas aún por abrir donde me encantaría ver expuesta mi obra. Pero la exposición ya ha abierto las puertas y las estancias de muchas mentes y corazones, y ésa es la mayor satisfacción que un verdadero artista puede esperar. Si la obra crea pensamiento e interés llegará lejos.

P: ¿Es este jardín un ejemplo de vida artificial en tamaño macro?

R: Este jardín no es sólo un ejemplo de vida artificial, sino un jardín que se decanta entre un canto a la vida, o una sutil amenaza que nace en nuestro medio como superviviente de nuestra impuesta invasión.

P: ¿Ha imaginado qué fauna podría poblar este paisaje?

R: Creo que este paisaje ya esta poblado, pero no somos capaces de verlo. En mi proyecto jardines-efimeros.blogspot.com se recoge, a través de la visión de la gente ante la vegetación salvaje de las ciudades, ese grito a la naturaleza vegetal que aparece como un canto a la vida-amenazante, la cual es ignorada. Se crea a través de este blog un nuevo paisaje que de alguna manera amenaza nuestros pueblos y ciudades.

P: Este paisaje eléctrico que ha creado, ¿se marchita?

R: Espero que no. Podría decirse que apenas acaba de germinar, y espero que sea el comienzo de una gran trayectoria invasiva. Yo por mi parte intentaré regarlo y abonarlo para que nunca se marchite.

(Fecha de exposición: 30 de noviembre-19 de diciembre, de 2012)

Por Fátima Navarro-Maillo

(35 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *