¿La sal engorda?

Que la sal engorda es una de las creencias más típicas y populares en el mundo de la nutrición. La gran mayoría de la población cree que es cierto. Sin embargo, la realidad es que la sal no engorda.

La sal común o cloruro sódico se utiliza con dos fines principalmente. Uno es el de conservar, ya que los alimentos conservados en sal, sobre todo carnes y pescados,  mantienen todas sus cualidades por más tiempo sin necesidad de utilizar bajas temperaturas. La otra, más importante, es la de potenciar el sabor de las comidas, dando ese toque tan característico.

Hay que matizar que la sal, dada su facilidad para retener agua, puede contribuir a la ganancia de peso en personas con problemas de retención de líquidos y patologías asociadas, como por ejemplo insuficiencia cardíaca o renal. Pero este aumento de peso es debido al agua y no a la grasa. En cualquier caso, debe ser un médico el que realice este diagnóstico.

Néstor Vicente
Grupo de Investigación de Terapia Celular Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche

(22 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *