Innovar y transferir

“Los investigadores de ciencias sociales y jurídicas deben explotar su conocimiento. Sus capacidades también son susceptibles de generar transferencia”, explica Tonia Salinas, directora del Parque Empresarial UMH.

La labor de transferencia es fundamental para cualquier parque científico empresarial, más si cabe en el caso de los valencianos, fuertemente vinculados a las universidades. Y se trata de una transferencia que camina en una doble dirección: por una parte se fomenta que la universidad saque de sus cajones los resultados y capacidades y, por otra,  se trabaja a la inversa, a través de la detección de necesidades del mercado que puedan derivar en líneas de trabajo para los investigadores de la propia institución. Pero también son una puerta de entrada de las empresas a la Universidad. “Desde el Parque es posible ofrecer a la empresa cualquier tipo de servicio que requiera”, como subraya la gestora.

En el caso concreto de la UMH, las ideas son un reflejo de la propia institución, de tal manera que un buen número de proyectos nacen de sus cuatro grandes institutos tecnológicos: Biología Molecular y Celular, Neurociencias, Bioingeniería y el CIO. Así mismo, también destaca el número de iniciativas que provienen del campus de Orihuela, relacionadas con la agroalimentación y, por último, las diferentes ingenierías. Sin embargo, Tonia Salinas explica que hay un vacío en el caso de las ideas que nacen de las Ciencias Sociales y Jurídicas y subraya la necesidad de que los investigadores de esta rama entiendan que también son perfectamente capaces de “transferir conocimiento”, ofrecer servicios y generar proyectos innovadores. A juicio de la gestora, a pesar de que en estos casos sea más complicado comunicar la innovación, también cuentan con la ventaja de que, por lo general, no requieren de una financiación tan alta para ponerlas en marcha.

Para alcanzar la llave de entrada al Parque, la innovación,  se trabaja de forma muy estrecha tanto con la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación como con el Observatorio Ocupacional, a través de iniciativas como Emprende Weekend o el Maratón de Creación de Empresas.  Salinas subraya que este tipo de certámenes pueden ser un trampolín de financiación: “En la pasada Maratón algunas de las ideas fueron absorbidas por institutos de inversión incluso antes de llegar a la última fase”.

En los dos últimos años se han constituido un total de 5 spin off en la UMH. Una cifra que está muy por encima de la media, lo que a juicio de Salinas demuestra que “en el momento que hay un marco claro de actuación para las empresas de base tecnológica se propicia el que los investigadores constituyan sus empresas y se transfiera la investigación”. “La apuesta de la universidad ha sido clara por la transferencia vía creación de empresas de base tecnológica y ahora se están viendo los resultados”, subraya.

Alicia de Lara

 

 

(5 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *