¿Hay una fórmula para motivarnos a realizar actividad física?

A pesar de que todos conocemos los beneficios de la actividad física regular, un porcentaje elevado de la población no saca tiempo para ejercitarse. El ejercicio físico se ha convertido en uno de los propósitos recurrentes para el año nuevo o la temporada de verano. Sin embargo, existen factores que pueden ayudarnos a adquirir un compromiso regular.

Una de las principales teorías motivacionales que explica el ejercicio físico establece cuatro necesidades psicológicas básicas que hemos de satisfacer para conseguir una motivación positiva. En primer lugar, necesitamos sentirnos competentes; por ello es importante realizar una actividad que se nos dé bien. En segundo lugar, debemos elegir actividades que nos interesen y nos gusten, sin que otros nos las impongan. En tercer lugar, se ha demostrado que el ejercicio en grupo mejora la motivación. Y en cuarto lugar, estudios recientes resaltan la necesidad de introducir la novedad en las actividades.

La práctica de actividades físicas que fomenten la propia competencia, la autonomía en las decisiones, las relaciones sociales y la novedad, es decir, que podamos practicar de diferentes formas, nos ayudará a motivarnos para hacer del ejercicio físico una actividad imprescindible en nuestro día a día. 

David González-Cutre Coll, profesor del Área de Educación Física y Deportiva de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

(29 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *