¿En qué se diferencian el voto en blanco, el voto nulo y la abstención?

La abstención consiste en no acudir a las urnas el día de las elecciones. Hay que tener en cuenta que una mayor o menor participación no tiene efectos ya que no se exige un mínimo porcentaje de participación. En algunos casos la participación electoral no ha llegado al 50% y no por ello se ha repetido la consulta ni se han producido dimisiones de los poderes públicos.

Por otro lado, el voto en blanco consiste en introducir en la urna un sobre vacío. A diferencia de la abstención, el voto en blanco es un voto válido y tiene efectos en el resultado final. El voto en blanco perjudica, sobre todo, a los partidos minoritarios que necesitarán más votos para conseguir un escaño.

Y por último está el voto nulo. Consiste en introducir una papeleta tachada o rota o varias papeletas distintas en el mismo sobre.  El voto nulo no se computa, aunque puede llegar a interpretarse como un cierto descontento con el sistema.

Victoria Rodríguez, profesora de Ciencia Política de la UMH
Victoria Rodríguez, profesora de Ciencia Política de la UMH
(27 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *