El equilibrio entre lo humano, el medio ambiente y la tecnología

Crónica de la Jornada San Alberto Magno de la UMH

“La tarea de la ciencia natural no consiste en aceptar simplemente cosas relatadas, sino en investigar las causas de los sucesos naturales”, afirmó Alberto Magno, sacerdote y descubridor del arsénico en 1250. Casi siete siglos más tarde de su hallazgo, el Papa Pío XI lo canonizó convirtiéndose en San Alberto Magno, patrón del estudiantado de ciencias naturales, ciencias químicas y ciencias exactas. Por este motivo las jornadas de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad Miguel Hernández (UMH) llevan su nombre.

A pesar de que el santo se celebra el 15, el día elegido para la undécima edición de este evento fue el miércoles 13. Como todos los años el Aula Magna del edificio Altabix acogió a la comunidad universitaria interesada en las ciencias experimentales. Los ponentes fueron Miguel Verdú, investigador del Centro de Investigaciones sobre Desertificación; Ignacio Crespo, médico y divulgador y, Víctor de Lorenzo, profesor de investigación del Centro Nacional de Biotecnología. 

El rector de la UMH Juan José Ruiz inauguró el acto junto con Pedro Robles, decano de la Facultad de Ciencias Experimentales; Gregorio Fernández, vicedecano de Grado en Biotecnología y Ana María Gutiérrez, vicedecana de Proyección del Grado en Biotecnología. Juan José Ruiz definió estas jornadas como una muestra del equilibrio entre la acción humana, el medio ambiente y las nuevas tecnologías.  Acto seguido le cedió la palabra a Pedro Robles, quien señaló como “necesario mostrar el trabajo y el potencial de la comunidad científica a la sociedad”. Durante el discurso, Robles mencionó a Margarita Salas, pionera en biología molecular y tecnología, por su trayectoria y por sus declaraciones en una de sus últimas entrevistas. En la publicación, la investigadora recalcaba la importancia de la cultura científica para construir una sociedad más culta y avanzada. Robles subrayó estas palabras y, además, señaló a las futuras generaciones como transmisoras de la cultura científica. 

Ana María Gutiérrez, Juan José Ruíz, Pedro Robles y Gregorio Fernández inauguran la XI edición de las jornadas San Alberto Magno

Usando las huellas para producir procesos medioambientales fue el título de la primera ponencia. El doctor Miguel Verdú, investigador científico del Centro de Investigaciones sobre Desertificaciones (CIDE), centró su discurso en la filogenia, biología que estudia la relación de parentesco entre especies. Esta ciencia puede servir para predecir enfermedades y las interacciones con otras especies en función de su árbol filogénico. El experto explicó que ahora la diversidad se medía por las ramas que hubiese en el árbol filogenético y no por el número de especies. Asimismo, culpabilizó a la globalización de la diversidad filogenética, ya que ha provocado que el número de especies filogenéticas haya aumentado y el de especies residentes haya disminuido.

Miguel Verdú comienza su discurso sobre la filogenia

Al terminar la ponencia del doctor Verdú se otorgaron los premios del concurso fotográfico. La instantánea “Flamencos” de Pablo Puig fue la ganadora del jurado, y “Abejas veganas” de Edwyn Ashley Locke fue la más votada por el público. Antes del descanso, Gregorio Fernández sorteó la primera tanda de camisetas de la UMH entre risas, lamentos y “me ha tocado”.

“Flamencos” de Pablo Puig
“Abejas veganas” de Edwyn Ashley Locke

Mientras el público almorzaba, podían observar los pósters que había en la entrada. En ellos se exponían investigaciones del estudiantado y del profesorado de las titulaciones de la Facultad. Después del momento distendido se retomaron las ponencias, esta vez en forma de monólogo. Ignacio Crespo, médico y divulgador científico, trajo el humor al Aula Magna con su Tricálogo de serendipionismo. El médico afirmó que la mayoría de los descubrimientos han sido por serendipia, es decir, de forma accidental o casual. A partir de ahí comenzó a desarrollar los tres mandamientos de la serendipia:

1.   Sé un chapuzas

2.   Sé un guarro

3.   Duerme mucho

Crespo pasó por los tres puntos a través de la historia de Fleming y la sintetización de la penicilina y con la tabla periódica de Mendeleiev. El divulgador mezcló el pasado científico con la actualidad política y social sin caer en el humor fácil.

Ignacio Crespo explica uno de los puntos de su Tricálogo de serendipionismo

“Espero entreteneros tanto como lo ha hecho Ignacio Crespo”. Así empezaba el profesor de Investigación Centro Nacional de Biotecnología (CNB) Víctor de Lorenzo su conferencia Biorremediación a lo grande: De la placa de Petri al planeta Tierra.  El científico se basó en que los microorganismos de la biosfera dominan los ciclos biológicos, para determinar que el origen de la vida reside en el mundo micro. Al mismo tiempo, aseveró que con la biología sintética es posible programar a los microbios del cuerpo humano para contrarrestar los efectos perjudiciales del medio ambiente.   

Víctor de Lorenzo resuelve una duda a un estudiante del Grado de Biotecnología

El científico expuso la hipótesis sobre que si la ingeniería genética y la biología sintética se combinasen, se podrían mejorar los elementos que ofrece la naturaleza. El premio Jaume I de Protección del Medio Ambiente apeló al estudiantado para promover tecnologías que actúen en contra de la contaminación. 

La vicedecana de Proyección del Grado en Biotecnología Ana María Gutiérrez entregó los diplomas a los mejores expedientes académicos 2018-2019 de los grados de Biotecnología y de Ciencias Ambientales. El reconocimiento patrocinado por la Asociación de Biotecnólogos de la Comunidad Valenciana (ABiVA) fue para la egresada Sofía Antón López en Ciencias Ambientales, el graduado Javier Contreras Moncho recibió el galardón patrocinado por Colegio Profesional de Ciencias Ambientales de la Comunidad Valenciana (CoAmbv·CV).

Antes de finalizar el mediodía, volvieron las risas, los lamentos y los “me ha tocado” del sorteo de las camisetas de la universidad. El decano Pedro Robles fue el encargado de clausurar las jornadas. Agradeció la participación del alumnado y de los ponentes y deseó que volvieran el próximo año para seguir divulgando las causas de los sucesos naturales. 

(25 lecturas totales, 1 lecturas hoy)

También te podría interesar

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *